La Academia Asturiana de Heráldica y Genealogía ha creado un escudo de armas para doña Letizia, como regalo de boda a los Príncipes de Asturias. Un obsequio que ha sido aceptado por la pareja, pero que, por el momento, hasta nueva confirmación de la Casa Real, no constituye oficialmente la armería de la Princesa.

Su autor es el marqués de la Floresta, Alfonso Ceballos-Escalera, doctor en Derecho, en Ciencias Políticas y Relaciones Internacionales; cronista de Armas de Castilla y León; director de la Academia Matritense de Heráldica y Genealogía; Caballero de la Orden de Malta y académico Correspondiente de la Real Academia de la Historia y de la Real Academia de Jurisprudencia y Legislación y padre, en su día también, del escudo de armas y de la heráldica del [príncipe Felipe].

Armas oficiales y personales
Con este blasón, la Academia Asturiana de Heráldica ha querido sumarse a la infinidad de instituciones y organismos del Principado de Asturias que han honrado a los futuros Reyes de España con motivo de su enlace matrimonial. Y es que las nupcias reales de don Felipe y [doña Letizia] hacen necesario el uso, por parte de la Princesa, de un emblema heráldico propio y, a la vez, conforme con los usos heráldicos de la Casa Real española.

Este emblema heráldico, de nueva creación, se ha realizado combinando elementos del escudo de la familia Rocasolano, de los Ortiz y añadiendo todos aquellos rasgos propios que se han seguido, desde tiempos inmemoriales, en las armerías de las Reinas, Princesas e Infantas de España. Armerías que parten siempre con las de su regio consorte, reservando a las de éste el lugar principal, a la mano derecha del escudo.

Asimismo, se ha dispuesto que la Princesa de Asturias pueda utilizar, además de las armas oficiales, propias de su elevada dignidad, que estarían compuestas del mencionado partido de las Armas del Príncipe con las de la Princesa, las personales, aptas para un uso de carácter más privado.

Más sobre

Regístrate para comentar