Su Majestad la Reina ha hecho realidad un sueño, muy acorde con los principios de solidaridad y reconocimiento hacia nuestros mayores, que ansiaba desde hace tiempo: la creación de un gran complejo dedicado íntegramente al Alzheimer, una enfermedad que afecta a más de 600.000 personas en España.

La Fundación Reina Sofía, promotora del proyecto, ha prestado desde siempre un gran interés al mundo de los mayores. Y de, entre los mayores, a aquellas personas afectadas por un mal tan destructivo en el plano físico y moral como es la enfermedad de Alzheimer. A partir de ahora, sin embargo, las palabras se convertirán en hechos.

"Un día de esperanza"
[Doña Sofía] puso ayer en el Pau de Vallecas (Madrid) la primera piedra de este complejo, cuyas obras culminarán en el segundo trimestre de 2006 y estará integrado por una residencia en régimen de internado, con nueve unidades de convivencia que tendrán una capacidad total para 156 enfermos, un centro de día ambulatorio para otros cuarenta pacientes, otro de investigación sobre las causas y prevención de la enfermedad y un tercer centro de formación para personal sanitario, familiares y voluntarios. En palabras de la Reina: "Una solución eficaz, generosa y solidaria que puede servir de modelo para afrontar otras carencias de la sociedad".

Asimismo, Su Majestad, acompañada por los representantes de todas las administraciones -estatal, autonómica y municipal-, implicadas en el proyecto a través de la fundación que lleva su nombre, aseguró en su discurso: "Hoy, en cierto modo, los que se olvidaron de vivir empiezan a recuperar, gracias al esfuerzo de todos, la sonrisa y la ilusión que proporciona siempre una nueva aventura". Finalmente, se dirigió a los familiares de estos enfermos "que de forma tan cercana sufren las consecuencias de su mal, quiero decirles que hoy es un día de esperanza".

Más sobre

Regístrate para comentar