Su Majestad la Reina quiso que sus nietos Juan Valentín, Pablo Nicolás y Miguel, hijos de la infanta doña Cristina y del Duque de Palma de Mallorca, pasaran una divertida tarde en el zoo, aprovechando su estancia en Madrid. La Reina, como es habitual cada vez que tiene a su lado a sus nietos, disfrutó plenamente de la compañía de los pequeños y de su papel de abuela. Llegó al zoo con sus tres nietos de la mano y tuvo a su disposición un coche eléctrico, similar a los empleados para jugar al golf, para desplazarse por el recinto con sus nietos, como puede verse en la foto de la derecha.

El espectáculo de los delfines
En la imagen de arriba, [doña Sofía], que sostiene sobre sus rodillas a Miguel, aparece con Juan Valentín (a su derecha en la foto) y Pablo Nicolás, presenciando el espectáculo de los delfines, uno de los momentos en los que más disfrutaron los pequeños, al igual que el acuario, donde pudieron ver peces de los más diversos tamaños, especies y colores. Antes de marcharse no dejaron de visitar el recinto donde estaban las más de sesenta especies de aves de los cinco continentes.

Días después, la reina doña Sofía se desplazó hasta Galicia para poner en marcha su espíritu peregrino antes de que las celebraciones con las que se conmemorarán el Año Santo comiencen oficialmente el próximo 25 de julio. La Reina, que se adentró en el Camino con todos los símbolos del peregrino -la calabaza, la vieira y el báculo-, recorrió, precedida por dos agentes a caballo, los más de tres kilómetros que separan el Monte do Gozo -el simbólico lugar donde todo peregrino debe gritar ¡Ultreira!- de la Catedral Compostelana acompañada de los 300 peregrinos de la Guardia Real.

Más sobre

Regístrate para comentar