El Rey don Juan Carlos, que hoy celebra su onomástica, ha recibido a los medios de comunicación junto a toda su familia a en la Zarzuela. Los Reyes de España han salido de nuevo a esos jardines cargados de historia y de sentimientos para seguir la tradición dejándose fotografiar, en familia, antes de la celebración de la misa en la capilla de palacio. Una ceremonia que fue oficiada por el arzobispo castrense, Francisco Pérez González.

Siendo el Rey, el mayor protagonista del día, el de San Juan, éste ha tenido que ceder paso, por una vez, a los otros grandes anfitriones del evento: Los Príncipes de Asturias a los que no se había vuelto a ver desde que, a finales del mes pasado, visitaran las ruinas de Petra, en Jordania.

Dos celebraciones familiares y un acto institucional
Don Felipe y doña Letizia regresaron ayer a Madrid para poder acompañar a don Juan Carlos en un día tan especial y, también, para asistir a la fiesta nupcial que, con motivo de su boda, postergaron hasta el próximo fin de semana el padre de doña Letizia, don Jesús Ortiz, y su esposa, Ana Togores.

Don Felipe, con barba -la última vez que se la dejó fue en el año 1998, y previamente, en el 1995-, y doña Letizia, con la piel morena, después de sus vacaciones en la isla Wayaka (Océano Pacífico), asistían a su primer acto institucional después de la celebración de su boda el pasado 22 de mayo.

Don Juan Carlos agradeció a los medios de comunicación la felicitación por su santo y el Príncipe de Asturias comentó respecto a su viaje de luna de miel que éste se había sido "muy corto".

Tras la ceremonia, la Familia Real al completo se trasladó al Palacio Real, donde tuvo lugar la imposición del Collar de la Orden del Mérito Civil a los ponentes de la Constitución y a los primeros presidentes de las Cortes Contituyentes. Los condecorados han sido Manuel Fraga, Jordi Solé i Tura, Gregorio Peces Barba, Gabriel Cisneros, José Pedro Pérez-Llorca, Miguel Herrero de Miñón, Fernando Álvarez de Miranda, Antonio Fontán y a título póstumo, Antonio Hernández Gil.

Su primer vestido repetido
Reina lució un traje de corte muy moderno en verde agua; la princesa de Asturias, el mismo dos piezas de color amarillo vainilla que usara unos días antes de la celebración de su boda durante su encuentro con el presidente Zapatero y la esposa de éste, Sonsoles, en el Palacio de La Moncloa; La infanta doña Elena, un dos piezas en color rosa, de Chanel; y la infanta doña Cristina, quizá la más veraniega, con un traje de chaqueta completamente blanco.
Llamó especialmente la atención durante esta jornada de San Juan la estrecha relación de doña Letizia con los sobrinos del Príncipe de Asturias quienes, según fuentes cercanas a la Familia, quieren mucho a la princesa.
No es la primera vez que se comenta que a doña Letizia le gustan los niños y que entre sus deseos está construir una gran familia cuanto antes, pero no deja de ser llamativo que, en tan poco tiempo, se haya ganado, sin condiciones, el corazón de los más pequeños de la casa.

Más sobre

Regístrate para comentar