Los Príncipes de Asturias vuelven a casa para celebrar la onomástica del Rey

Un mes después de su boda y, prácticamente, de su secreta luna de miel, los Príncipes de Asturias vuelven a casa para celebrar junto al resto de la [Familia real española] la onomástica del Rey. Doña Letizia suele decir a las personas de su confianza que su principal y única misión como Princesa de Asturias es acompañar y apoyar al Príncipe, ser una buena compañera. Y esa empezará a ser realmente su función nada más llegar de su viaje de novios.

El mismo 24 de junio, día de la festividad de San Juan, [don Felipe] y [doña Letizia] comparecerán públicamente, por primera vez tras su regreso, en el palacio Real, el escenario donde tuviera lugar, el pasado 22 de mayo, la celebración de sus nupcias y que, en esta ocasión, después de varios años, albergará nuevamente la fiesta del santo de don Juan Carlos.

En el palacio de Oriente
Tendrá ciertamente un aire distinto al de las celebraciones de los últimos años. No obstante, no será tampoco como aquellas memorables en las que don Juan Carlos festejaba su santo con una multitudinaria recepción en los jardines del Campo del Moro del palacio Real durante la cual recibía la felicitación de miles de célebres asistentes. Aquella gran fiesta real pasó. En esta ocasión, el Rey, arropado por la Familia Real al completo, así como por cerca de 200 invitados, entre ellos, el Gobierno en pleno y demás altas magistraturas del Estado, otorgará a los padres de la Constitución el gran collar del Mérito Civil.

Asimismo, según se ha especulado en los últimos días, el rey don Juan Carlos podría conceder, el día de su onomástica, una serie de títulos nobiliarios a diversas personalidades, entre las que, al parecer, figuran como principales candidatas la historiadora Carmen Iglesias, ex tutora del Príncipe; la bióloga Margarita Salas y el ex presidente José María Aznar.

Visita al Papa
Después de su primera comparecencia oficial tras su luna de miel, y a continuación de un viaje familiar y privado el fin de semana, los Príncipes de Asturias serán recibidos el próximo 28 de junio, en el Vaticano, por el papa Juan Pablo II para que éste bendiga su matrimonio. Una tradición que la Familia Real española ha respetado siempre con motivo de los respectivos esponsales. Así lo hicieron don Juan Carlos y doña Sofía con Juan XXIII tras sus nupcias y lo han hecho también las Infantas Elena y Cristina tras sus bodas.

Más sobre

Regístrate para comentar