Doña Elena y sus hijos se reunirán con don Jaime de Marichalar a mediados de febrero

La Infanta doña Elena se reunirá en Nueva York con su marido, don Jaime de Marichalar, a mediados del próximo mes de febrero. Aunque inicialmente se ha dicho que don Jaime viajaría a España para recoger a su familia y asistir a la inauguración de Arco (Feria Internacional de Arte Contemporáneo), será doña Elena la que, junto a sus hijos, se reúna con su esposo en Nueva York a mediados de febrero para seguir apoyándole y para celebrar juntos dos fechas muy señaladas: la primera, el 7 de abril, cuando don Jaime cumpla 40 años; la segunda, su octavo aniversario de boda, celebrada el 18 de marzo de 1995 en la catedral de Sevilla.

La razón de que doña Elena haya prolongado algunas semanas más su permanencia en España se debe a que no disponían de casa en Manhattan hasta principios de febrero. Y eso significaba que tenía que irse a vivir, como ha hecho don Jaime, a un hotel con sus dos hijos. Al parecer, la casa en la que viven en Nueva York los Duques de Lugo, no es alquilada, es prestada y no está a su completa disposición. El matrimonio propietario de la vivienda, dos personas ya mayores, de nacionalidad francesa, y con residencia en Palm Beach (Florida), tiene la costumbre de pasar las Navidades (que se alargan hasta finales de enero) en Manhattan y los duques de Lugo, a pesar de que los propietarios les ofrecieron la posibilidad de compartir su mansión de estilo brownstone (siglo XIX), optaron por dejar todo el espacio a sus anfitriones.

Así, y ya antes de que emprendieran su viaje de regreso a España, el plan quedó establecido: durante el mes de enero, Froilán y Victoria volverían a su jardín de infancia de Madrid y después, como por edad no están obligados a ningún tipo de escolaridad, cuando regresaran todos a Nueva York, los niños irían, de nuevo, a la guardería de los Jesuitas (San Ignacio de Loyola), en Nueva York. Don Jaime, por el contrario, sí tenía obligaciones contraídas: retomar, sin demora, su plan de recuperación, según lo fijado por el hospital Mount Sinai, y proseguir así su recuperación.

Más sobre

Regístrate para comentar