El cariñoso recibimiento del príncipe Henrik a su tía, Mary de Dinamarca, en Río 2016

Río de Janeiro ya comienza a ser Corte Real olímpica. Reyes, reinas, príncipes y princesas, que harán su agosto (de oros, platas y bronces) en los próximos días (del 5 al 21), empiezan a llegar a la ciudad brasileña, que les espera con los brazos abiertos cuando no con móviles y cámaras en ristre. Pero esta vez, de todas las muestras de afecto en competición por una acogida para el recuerdo, se lleva la medalla la calurosa bienvenida que el pequeño príncipe Henrik obsequió a Mary de Dinamarca en la apertura del pabellón de Dinamarca en la capital carioca. El sobrino de la Princesa se saltó el protocolo de inclinaciones de cabeza y reverencias y buscó el abrazo de su tía, que se agachó a su vez para recibirlo.

dinamarca-6VER GALERÍA

'Selfies' y ánimos en la despedida de los Reyes al equipo olímpico español

Los romances reales que comenzaron en los Juegos Olímpicos

¿Qué ha pedido Mariano Rajoy al equipo olímpico español antes de que parta hacia Río 2016?

Los miembros de la Familia Real de Dinamarca y Alberto de Mónaco han sido los primeros en hacer meta en los Juegos Olímpicos 2016. A los Herederos daneses, sin sus cuatro hijos en esta ocasión, se unieron los príncipes Joaquín y Marie con todos los suyos, los príncipes Nicolás y Félix, fruto del primer matrimonio del segundo hijo de la reina Margarita con la condesa Alejandra de Frederiksborg, y los príncipes Henrik y Athena, fruto de su segundo matrimonio.

La esencia de los Reales Juegos Olímpicos
La unión hace la fuerza y la Familia Real de Dinamarca casi en pleno se trasladó a Brasil para que la fuerza acompañe al deporte nacional. Prácticamente todos hicieron expreso el apoyo real en su indumentaria, bien con alguna prenda de la equipación olímpica danesa, bien con un guiño a los colores de la bandera.

La princesa Mary lució los tonos clásicos del verano con una blusa blanca y una falda vaquera, pero puso a sus pies unas plataformas de rayas rojas y blancas para dejar constancia de que su olimpismo era absolutamente parcial; el príncipe Federico vistió la chaqueta oficial al igual que su hermano, el príncipe Joaquín, que combinó la prenda con unos significativos mocasines rojos. El príncipe Félix apoyó a su equipo con el juvenil y deportivo polo de la delegación olímpica danesa, mientras que la alusión en el atuendo de las princesas Marie y Athena con estampados en la gama de los rojos era más abstracta.

La primera experiencia de la pequeña Athena de Dinamarca en unos Juegos Olímpicos; la metamorfosis del apuesto príncipe Nicolás de niño en hombre (cumple este 28 de agosto los 17), y el redescubrimiento del príncipe Henrik, casi siempre en segundo plano tras los hijos de los Herederos, han protagonizado la estancia de la Familia Real danesa en Río 2016. La Corte Real olímpica ya atesora grandes momentos reales, los grandes embajadores de la realeza ya atesoran la esencia de sus Reales Juegos Olímpicos.

dinamarca-9VER GALERÍA

Más sobre

Regístrate para comentar