La princesa Mary, una intrépida fotógrafa en Chile

Acompañada en todo momento de su marido, Federico de Dinamarca, la princesa no dudó en inmortalizar con su propia cámara de fotos los momentos más especiales de su viaje oficial al país sudamericano

by hola.com

Los herederos daneses tienen un nuevo capítulo que sumar a su álbum de viajes oficiales. Han sido cinco días de visita a Chile en los que además de cumplir con su agenda de actos y aduciencias con el objetivo es estrechar los lazos económicos entre ambos países, han aprovechado para convertirse en dos turistas más y disfrutar de los espectaculares paisajes, la cultura y sentir el cariño de los ciudadanos del país sudamericano. Mary de Dinamarca se ha convertido en la 'fotógrafa oficial' de este viaje que, sin duda, nunca olvidarán. Cámara en mano, la princesa no ha dejado de hacer fotos para el recuerdo, en las que la mayoría el principal protagonista no ha sido otro que su marido, el príncipe Federico.

Risueña y simpática como siempre, Mary ha demostrado una vez más por qué se la quiere tanto allá a donde va. ¿Su secreto para conquistar el corazón de todos? Su cercanía y carisma, además de su elegancia y belleza innatas que la han hecho ganarse un puesto entre las demas reales más elegantes de todos los tiempos. Durante el viaje, la princesa ha acudido a una conferencia sobre la educación en derechos humanos, una cena oficial, ha participado en un almuerzo con las delegaciones empresariales de ambos países, ha mostrado su lado más maternal con los niños de una escuela y ha visto uno de los atarcederes más bellos a través del mayor telescopio del mundo. Sin embargo, a pesar de la diferente índole de estos actos, todos han tenido un denominador común y es el perfecto papel que ha desempeñado en todo momento la princesa Mary. Una mujer de su tiempo que se ha llevado en el objetivo de su cámara el calor del pueblo chileno.

* Usa las teclas derecha e izquierda para navegar por las fotos en la página
La pareja real visitó la casa del poeta Pablo Neruda, donde les presentaron un proyecto en el que han colaborado cinco poetas chilenos y cinco daneses. En la imagen, Federico y Mary de Dinamarca posan ante la tumba de Neruda. 
Mary de Dinamarca se deshizo en mimos con los más pequeños, sin duda, le recordarían a sus cuatro hijos, los príncipes Christian, Isabella, Vincent y Josephine, de los que se ha tenido que separar durante estos días para cumplir con su agenda oficial en Chile. 
La princesa Mary disfrutó de lo lindo con los niños de una escuela de Valparaíso, que fue creada hace diez años por la profesora danesa Anne Hansen. 
De nuevo, una mirada con la que sobran las palabras... 
La princesa deslumbró con un original vestido en tonos azules durante la cena oficial que tuvo lugar en el Club de la Unión. El acto congregó a autoridades y empresarios de Chile y Dinamarca, y contó con las actuaciones entre otros del bailarín Steen Koerner y la banda de la Guardia Real danesa. 
El último punto de su agenda fue una visita al Observatorio Europeo Austral (ESO), en el Paranal, 130 kilómetros al sur de Antofagasta. Allí pudieron contemplar el mayor telescopio del mundo, y al atardecer, les mostraron las espectaculares imágenes obtenidas a través de su gigantesca lente. 
Una foto para su álbum personal de recuerdos. 
"¡Ponte ahí! Que estás muy guapa y quiero hacerte una foto", parecía decirle el príncipe Federico a su esposa, que no podía dejar de sonreír. 
Los herederos daneses estuvieron presentes en la inauguración de las nuevas instalaciones de la constructora danesa FL Smidth en el desierto de Atacama. Una vez más, la princesa  no dejó de hacer fotos con su cámara personal. 
Una elegantísima princesa Mary viendo algunas de las 100 obras de la exposición del artista danés Asger Jorn en el Museo de Bellas Artes de Chile. 

Más noticias sobre...

Últimos comentarios

Esta es la opinión de los internautas, no la de hola.com. No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema