04 NOVIEMBRE 2012

Las imágenes más entrañables del príncipe Henrik de Dinamarca con sus nietos

Una vez más, la Familia Real danesa ha sido fiel a su cita con la tradicional cacería de Hubertus, que cada año se celebra el primer domingo de noviembre en Dyrehaven, a las afueras de Copenhague. Sin embargo, a diferencia de otras ocasiones, en esta edición sólo pudimos ver a los príncipes Christian e Isabella y su primo, el príncipe Félix, que se lo pasaron en grande siguiendo la carrera junto a su abuelo, el príncipe Henrik, desde el balcón del castillo Eremitage.

Gran aficionado a la caza, el marido de la reina Margarita de DInamarca fue el encargado de entregar los premios a los ganadores. Eso sí, con la ayuda de sus nietos mayores que protagonizaron unas instantáneas de lo más simpáticas y divertidas mientras presenciaban esta competición anual que cuenta con un siglo de historia y que incluye pruebas de habilidades, carreras y una cacería en la que las presas son en realidad dos jinetes con un gorro con cola de zorro.

Usa las teclas derecha e izquierda para navegar por las fotos en la página

LOS MÁS SIMPÁTICOS: Una vez más, los más pequeños de la Familia Real danesa nos han regalado momentos entrañables y muy familiares. 

¡HAN GANADO!: Los príncipes se divirtieron de lo lindo con su abuelo, el príncipe consorte Henrik de Dinamarca. 

DÍA EN FAMILIA: Gran aficionado a la caza, el marido de la reina Margarita de DInamarca fue el encargado de entregar los premios a los ganadores. Eso sí, con la ayuda de sus nietos mayores que protagonizaron unas instantáneas de lo más simpáticas y divertidas mientras presenciaban esta competición anual que cuenta con un siglo de historia. 

JUEGOS Y RISAS: El príncipe Félix, hijo del príncipe y su ex mujer, la condesa Alejandra, no dudó en taparle los oídos a su primo, el príncipe Christian. Quién sabe, quizá como una broma o para que no le molestaran los ruidos de la carrera. 

¡TE QUIERO, ABUELO!: Viendo imágenes como estas, queda demostrado que el príncipe Henrik cuenta con el amor y el cariño incondicional de sus nietos. En esta instantánea, el marido de la reina Margarita de Dinamarca abraza cariñosamente al príncipe Félix, emocionado con la experiencia de ver las carreras. 

SE HACEN MAYORES: Los años pasan y, aunque hemos sido testigos del crecimiento de los príncipes daneses, lo cierto es que cuesta reconocer que ya no son los pequeños de antaño y que día a día se van haciendo mayores y va cambiando no sólo su físico sino también su forma de comportarse cuando están en público. 

RISUEÑA Y VIVARACHA: La princesa Isabella, hija de los príncipes Federico y Mary, ha vuelto a demostrar su simpatía y naturalidad no sólo ante los asistentes, sino de los fotógrafos que se acercaron hasta el castillo para conseguir las mejores instantánes del evento.