08 ABRIL 2010

Dinamarca se prepara para celebrar el 70º cumpleaños de la reina Margarita

null

 


Dinamarca se prepara para celebrar el próximo 16 de abril una cita grande: el septuagésimo aniversario de la reina Margarita. Exposiciones, libros, un documental de la televisión pública DR, conciertos, galas y actos de todo tipo homenajean desde hace días a la soberana danesa.

También la reina Margarita ha concedido una rueda de prensa en el palacio real de Fredensborg, al norte de Copenhague con motivo de su aniversario en la que anunció que tiene trono para rato. Aseguró no tiene pensado abdicar en su hijo mayor, el príncipe Federico, y que ostentará la corona hasta que las fuerzas le fallen: "Seguiré mientras pueda, no voy a bajar el ritmo, todavía queda mucho que hacer, cosas importantes que realizar". La soberana danesa desmintió así de nuevo los rumores surgidos en los últimos meses, aireados por la prensa sensacionalista danesa, sobre sus supuestos planes para abdicar y trasladarse a vivir a Francia con su esposo, el príncipe Henrik, originario de ese país.

 

 null


El museo Moesgaard (Aarhus) abrió ya hace dos semanas la muestra La reina Margarita y la arqueología, que documenta su interés temprano por esta disciplina, y el de Skovgaard en Viborg inauguró hoy mismo en presencia de la soberana Reina Margarita, la obra de una vida, con trabajos artísticos propios desde sus dibujos de la niñez hasta las últimas pinturas. También el museo del palacio real de Amalienborg dedicará desde mañana un espacio a la Reina en Margarita II, que a través de objetos y fotos presenta acontecimientos centrales en su vida. La última muestra, Reina de Dinamarca, se abrirá este viernes en el museo de Frederiksberg y explica momentos de su vida, privada y pública, y los relaciona con la historia de su país. 

Un trono por venir a los 13, pintalabios a los 15 y sombra a los 18
El mundo editorial también ha festejado a su forma el señalado cumpleaños de la Reina. Dos libros sobre su figura se han lanzado en las últimas semanas: Margarita, mi vida en imágenes y Tres hermanas, sobre ella y sus dos hermanas menores, la princesa Benedicta y Ana María de Grecia. El primero se basa en varias conversaciones de la Reina tomando como punto de partida más de cien fotos desde su niñez hasta la actualidad, algunas de ellas elegidas por ella misma y otras por la autora. Margarita II repasa recuerdos de su infancia, su adolescencia, su madurez, el amor de su vida, el orgullo por sus hijos, nietos y también por sus nueras. De la princesa Mary dice, por ejemplo: "Debo reconocer que estoy muy contenta por la elección del príncipe Federico. Ahora la Princesa ha pasado varios años en Dinamarca, y... pienso que lo está haciendo tan bien (...) Estoy muy contenta con ella, las dos estamos muy, muy a gusto juntas".

 

null

 

Tres hermanas está lleno de revelaciones sobre la relación entre las tres hijas de los reyes Federico e Ingrid a lo largo de los años, en especial sobre su infancia y adolescencia, cuando más tiempo pasaron juntas. Del mal carácter de la reina Margarita que le acarreó en una ocasión un mordisco en el brazo de su hermana la princesa Benedicta. O de cómo afectó a su vida cuando a los 13 años el cambio en la ley de sucesión y el hecho de que su madre no pudiera tener más hijos la convirtieron en Heredera al trono: “Madre y padre hablaron algo conmigo sobre mi futuro como Reina, pero por lo demás no cambió nada entonces. Hablaban más de ello en la escuela, y eso me parecía muy desagradable”. La reina Margarita revela también que no fue hasta los 15 años que le dieron permiso para usar pintalabios, y que hasta los 17-18 no pudo usar sombra de ojos "de vez en cuando". Al hablar de joyas cuenta que a veces lleva un pequeño broche con una herradura con rubíes: es su amuleto, un regalo de su padre cuando fue nombrada oficialmente heredera a los 13 años.

Sus dos hermanas menores no sólo han participado en el libro, también han concedido amplias entrevistas a la revista Billed-Bladet con motivo del aniversario de Margarita II. Así, la reina Ana María habla sobre la timidez de su hermana y cómo la ha ido superando con los años, aunque no del todo, y los fuertes vínculos entre las tres a raíz de la muerte de su madre en 2000. "Siempre hemos estado muy unidas, pero quizás le damos más importancia ahora que ella no está allí para ser el punto de cohesión. Ahora tenemos que arreglárnoslas solas de alguna manera. Fue muy divertido cuando las tres tuvimos que ordenar sus cosas. Tenía muchas, pero estaban bien dispuestas. Se había preocupado porque no quería vernos allí diciendo 'Ah, ¿qué vamos a hacer con todo esto?' el día que ella ya no estuviera. Cada vez que veíamos algo, decíamos '¿te acuerdas cuando mamá hizo esto o aquello?', así que no fue nada triste. Al revés, lo pasamos muy bien". La princesa Benedicta, por su parte, reconoce la "admiración" por su hermana mayor y su "creatividad sin límites": "Puede hacer tantas cosas. Yo no soy nada creativa, lo creativo y lo artístico le fue dado a ella sola. También es más divertido que una haya recibido esos dones y los disfrute en vez de que cada una hubiéramos recibido un poco, de modo que no hubiera llegado a nada".

 

null


Cumpleaños por todo lo alto
Exposiciones, libros y demás son sólo un aperitivo. El plato fuerte comenzará el día 13 con una cena de gala en el palacio de Christiansborg a la que asistirá la Dinamarca oficial y que incluirá una gala musical con actuaciones de populares músicos daneses y extranjeros, como el británico Cliff Richard. Dos días después habrá una gala en el Teatro Real y el gran día la Reina comenzará el día 16 al mediodía con el tradicional saludo de la protagonista y el resto de la Familia Real danesa desde el balcón del palacio de Amalienborg a los súbditos congregados en la plaza. De allí la Reina y el príncipe Henrik viajarán en carruaje por el centro de la ciudad hasta llegar al ayuntamiento, donde serán recibidos por la corporación municipal al completo, que los homenajearán con un almuerzo y actuaciones musicales y teatrales. Después de la comida está previsto que Margarita II y el Príncipe salgan de nuevo a saludar, pero esta vez desde el balcón del ayuntamiento. La jornada se cerrará con una cena de gala con baile en el palacio de Fredensborg. La guinda para un cumpleaños especialmente feliz.

- - -

Dale "Me gusta" a nuestra página de ¡HOLA! en Facebook

Recomendaciones



Horóscopo