La Casa Real danesa desmiente que la reina Margarita esté pensando en abdicar y retirarse a Francia con su esposo

El desmentido llega después de que el diario "BT" adelantara un extracto del libro de John Lindskog, en el que se asegura que la soberana estaría considerando seriamente la posibilidad de abdicar el año que viene coincidiendo con su 70º cumpleaños

No es costumbre que una Casa Real se vea obligada a emitir comunicados para desmentir falsas informaciones. Por este motivo, esta semana es noticia que el portavoz de la Casa Real danesa haya tenido que alzar la voz para negar lo que este martes publicaba el diario BT, que publicó unos extractos de un libro según el cual la reina Margarita estaría pensando en abdicar y retirarse de forma permanente con su esposo, el príncipe Enrique, a su castillo en el sur de Francia: el Chateau de Cayx.

La publicación danesa adelantaba ayer en portada una parte del libro "Viajes reales: tras las bambalinas con la realeza", de John Lindskog. Citando fuentes anónimas, Lindskog afirma en su libro que la Reina de Dinamarca está considerando seriamente la posibilidad de abdicar el próximo 16 abril, coincidiendo con su 70º cumpleaños, y seguir a su corazón y a su esposo, que supuestamente quiere mudarse para siempre a su país de origen.

Lene Balleby, portavoz de la Casa Real danesa, aclaró que dicha información “no tiene ningún fundamento” y que “no hay ninguna reflexión en ese sentido”. Balleby resaltó que el Príncipe consorte no tiene "ningún plan" de irse de Dinamarca, simplemente ha decidido pasar más tiempo en Cayx, como ya anunció en público cuando cumplió recientemente 70 años.

El resto de medios daneses, por otra parte, han reaccionado con incredulidad a la noticia de BT, ya que ésta choca con la idea de permanecer hasta el final en el trono que siempre ha defendido la soberana danesa. "Cuando digo que estaré en el trono 'hasta caerme de la rama' (expresión hecha que significa ‘hasta que me muera’) es porque en principio me imagino que esa es mi obligación", dijo la reina Margarita en una entrevista en 1996. Y algo similar afirmó diez años después en otra: "Ser reina es un trabajo que no se puede dejar a un lado. Una lo es todo el tiempo y toda la vida. Para mí es una responsabilidad que no contempla la abdicación. Es un trabajo que se ha recibido y asumido y que no se puede abandonar, porque uno quizás personalmente preferiría librarse de él".

¿Y qué piensan los daneses de todo esto? El Instituto Gallup realizó en este sentido una encuesta para BT el pasado mes de abril en la que mostraba que el 50 por ciento de los ciudadanos está a favor de que Margarita II renuncie al trono en favor de su hijo Federico cuando cumpla 70 años en 2010, frente al 33 por ciento que quiere que siga.

Más sobre

Regístrate para comentar