01 SEPTIEMBRE 2009

Tres tartas y tres celebraciones para Nicolás de Dinamarca por su décimo cumpleaños

El nieto mayor de la reina Margarita, disfrutó de un día tan especial con su madre, la condesa Alejandra, el marido de ésta y su hermano pequeño Félix

Ampliar

El príncipe Nicolás, hijo mayor de Joaquín de Dinamarca y la condesa Alejandra, ha tenido varias celebraciones por su décimo cumpleaños. Su madre y el marido de ésta, Martin Jørgensen, lo llevaron a él y a su hermano pequeño Félix a la escuela Krebs, en Copenhague, como todos los días. Allí lo esperaban, esta vez sus compañeros de clase y una tarta rectangular con diez velas y color azul en la que estaba escrito: "Nicolás, 10 años".

Nicolás sopló las velas de la tarta que sostenía una profesora delante de su madre, su hermano pequeño y algunos amiguitos en el patio del colegio. Al salir de clase, Nicolás continuó con la fiesta en casa, jugando con su hermano. Y allí se hicieron las simpáticas fotografías conmemorativas del décimo cumpleaños del nieto mayor de la reina Margarita. Nicolás se divirtió con su hermano encendiendo las velas y ha aprovechado para enseñarnos algunas de sus aficiones, tocar la guitarra eléctrica y montar en el jardín de casa en su quad de tamaño infantil. Ya apunta maneras para futuras aventuras.


El día de su cumpleaños lo terminó con una visita al circo Dannebrog, que celebraba la función de estreno de esta temporada. Acudió con su madre, su hermano y Martin que fue objeto de las bromas de un "ladrón", que le birló la cartera, las llaves del coche y el cinturón, entre las risas de Alejandra y los niños. Nicolás, que en su nacimiento recibió los títulos de Príncipe de Dinamarca y Conde de Monpezat, acabó saliendo al centro de la pista para agradecer los aplausos a mitad de función y regalar dos besos en la mejilla a Melissa, una joven acróbata de 8 años, que le correspondió con un reloj del circo y una invitación gratis a una función para él y toda su clase. Luego sonó el famoso "Cumpleaños feliz", unos payasos se acercaron con la tercera tarta de cumpleaños del día y Nicolás disfrutó de un paseo en elefante, antes de que la función volviera a reanudarse. Todavía le queda una celebración pendiente, con su padre, el príncipe Joaquín, la esposa de éste, Marie, y su hermano pequeño, Henrik.