El príncipe Joaquín y la princesa Marie coinciden con la condesa Alejandra y su marido en el bautizo de unos amigos

Asistieron a la ceremonia bautismal de la hija de Oscar y Britt Davidsen Siesby, celebrada el sábado en Copenhague y en la que la princesa Marie ejerció de madrina

Compartieron amigos durante los años que duró su matrimonio y por eso hoy no resulta extraño verles coincidir en acontecimientos a los que acuden invitados por éstos pese a estar divorciados. Sin embargo, estas situaciones no resultan incómodas para ellos ya que conservan una cordial amistad por el bien de sus hijos, como bien han demostrado en numerosas ocasiones tras su separación. Así, si la semana pasada les vimos juntos en el primer día de colegio de sus dos niños, este fin de semana el príncipe Joaquín y la condesa Alejandra han coincidido en el bautizo de la hija de sus amigos Oscar y Britt Davidsen Siesby, celebrado el sábado en Copenhague.




El príncipe Joaquín junto a su esposa, la princesa Marie, que ejerció de madrina


El hijo menor de la reina Margarita acudió junto a su esposa, la princesa Marie, que ejerció de madrina durante la ceremonia bautismal. Oscar es un amigo de la infancia de Joaquín, y a través de esa relación, sus dos esposas se han convertido también en muy buenas amigas. Tanto es así que las dos parejas pasaron juntas las vacaciones en Turquía hace un año. Tal es su amistad que el mes pasado Britt fue una de las madrinas en el bautizo del príncipe Henrik, primer hijo de los príncipes Joaquín y Marie. Y la Princesa le devolvió el gesto este sábado amadrinando a su hija.




La condesa Alejandra y su marido, el fotógrafo Martin Jørgensen


El clima no acompañó y los invitados tuvieron que protegerse de la lluvia a su llegada a la iglesia. El príncipe Joaquín, muy caballeroso con su esposa, la cubrió con un gran paraguas hasta la puerta del templo, en cuyo interior coincidieron con la condesa Alejandra y su actual marido, el fotógrafo Martin Jørgensen. Acabada la ceremonia, todos ellos degustaron un banquete que se celebró en el famoso restaurante Ida Davidsen, propiedad de la madre de Oscar y abuela de la bautizada.


null

Oscar y Britt Davidsen, grandes amigos de los príncipes Joaquín y Marie, con sus hijos

Más sobre

Regístrate para comentar