El príncipe Joaquín y la condesa Alejandra: unos ex muy bien avenidos

Acompañaron a sus dos hijos en su primer día de clase

null

 

No hay duda de que el príncipe Joaquín y su ex esposa, la condesa Alejandra, son un ex matrimonio ejemplar. Lo ratifican en cada una de sus apariciones públicas conjuntas, así como en sus frecuentes encuentros privados con los que demuestran dar prioridad absoluta a sus valores familiares. Y es por esa convicción de que los niños son lo primero por lo que, pese a su divorcio, tradicionalmente por estas fechas con motivo del inicio del curso escolar en Dinamarca nos topamos con nuevas imágenes de estos padres tan bien avenidos juntos y con sus pequeños, los príncipes Nicolás, de 9 años,  y Félix, de 6.

El príncipe Joaquín y la condesa Alejandra volvieron a reunirse ayer para ser testigos de otro primer día de clase de sus hijos -Félix cursará primero de Primaria, mientras que su hermano mayor empezará cuarto de Primaria- en la escuela Krebs de Copenhague. No están dispuestos a perderse ni uno. Los hermanos llegaron con su madre al colegio, situado en el elegante barrio de Østerbro, donde les esperaba su padre. El príncipe Joaquín levantó en brazos a sus dos hijos ante la orgullosa mirada de su ex esposa, que llamó la atención por su nuevo peinado con el cabello muy corto. Un look que ya había lucido la noche anterior en el concierto que Madonna dio en el estadio Parken de la capital danesa.

 

null

 

Aparte de disfrutar enormemente del momento como padres, dieron muestras una vez más de su amistad saludándose afectuosamente y conversando durante unos instantes. Una buena relación que es extensible también a los nuevos esposos de ambos: la princesa Marie, que permaneció en casa cuidando de su hijo -tercero del príncipe Joaquín-, el príncipe Henrik, de apenas 3 meses de edad, bautizado el mes pasado,  y Martín Jørgensen.

Más sobre

Regístrate para comentar