Bautizo real en Dinamarca

Los príncipes Joaquín y Marie llamaron Henrik a su primer hijo en honor del abuelo paterno, esposo de la reina Margarita

null

 

La Familia Real danesa cuenta en su seno con otro Henrik. Este es el nombre de pila que, en honor al abuelo paterno del niño, el esposo de la reina Margarita, han decidido finalmente el príncipe Joaquín y su esposa, la princesa Marie, para su primer hijo, que nació el pasado 4 de mayo en el Hospital del Reino de Copenhague y ocupa el séptimo lugar en la lista de sucesión al trono tras el príncipe Federico,  y sus hijos, los príncipes Christian e Isabella, y el príncipe Joaquín y sus hijos los príncipes Nicolás y Félix. El Príncipe más joven de Dinamarca, cuyo nombre no se ha hecho público hasta su bautismo, recibió el sacramento ayer en la iglesia de Møgeltønder, al sur de Dinamarca, rodeado de un sinfín de amigos y familiares de la Casa Real.

"Henrik Carl Joaquim Alain", respondió la princesa Marie cuando el capellán preguntó durante el rito cómo se llamará el nieto menor de la soberana danesa, en una fastuosa iglesia, decorada especialmente para el feliz acontecimiento con arreglos de flores propios de la estación. Durante casi toda la ceremonia, el niño, que descansaba en brazos de su madre, permaneció dormido, incluso en el momento de recibir las aguas bautismales y a la salida del templo. Sólo abrió los ojos por breves instantes.

 

null

 

Sus hermanos mayores, los príncipes Nicolás y Félix, fruto del anterior matrimonio del príncipe Joaquín con la condesa Alejandra, no perdieron detalle de cómo el capellán real bautizaba al pequeño con tres golpes de agua en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Ambos niños se acercaron hasta la pila durante el rito junto a la princesa Mary, madrina del niño, muy elegante con vestido, bolero, sandalias y bolso de chanel (todo gris perla), a la pequeña Isabella, y a sus primos segundos. También los príncipes Christian e Isabella, los hijos de los príncipes Federico y Mary, permanecieron tranquilos durante el transcurso de la ceremonia.

 

null

 

Además de los abuelos, la reina Margarita y el príncipe Henrik, y los Príncipes Herederos y sus hijos, asistieron al bautizo entre otros invitados las hermanas de la soberana, la princesa Benedicta y reina Ana María con sus respectivas familias y los primos de la Reina, el conde Ingolf y la condesa Sussie, que al igual que el príncipe Joaquín y la princesa Marie, viven en el sur de Jutlandia. Una vez concluida la ceremonia religiosa, que se celebró en el mismo templo donde los príncipes Joaquín y Marie se casaron el 24 de mayo del año pasado, a pocos kilómetros de su residencia, la mayor parte de los asistentes acudieron a una recepción en el castillo de Schackenborg. Ya por la noche, la familia y los amigos más cercanos fueron invitados a una cena en el Castillo.

Más sobre

Regístrate para comentar