Los daneses llevan la igualdad a palacio

El 77,5 por ciento de los que acudieron el domingo a las urnas votaron a favor de reformar la Ley de Sucesión al trono de Dinamarca, que hasta ahora establecía la primacía del varón aunque no fuese el primogénito

Los ciudadanos de Dinamarca han aprobado en referendo la reforma de la Ley de Sucesión al trono danés para lograr la equiparación de sexos. Coincidiendo con las elecciones al Parlamento Europeo, los daneses se acercaron ayer hasta las urnas no sólo para elegir a sus diputados europeos sino también para decidir si aprueban o no el cambio que permitiría al primogénito de los soberanos daneses ser el Heredero al trono independientemente de su sexo. Y es que la ley actual establece la primacía del varón, aunque no sea el primogénito.

El sondeo fue convocado por el primer ministro danés, Anders Fogh Rasmussen, quien explicó en su momento: “Queremos que haya una total igualdad en la sociedad danesa, y eso afecta a la ley actual de sucesión al trono. Lo más apropiado es cambiarla por una cuestión de principios y no porque ésta afecta a una persona en concreto. El primer nacido debe ser siempre el Heredero”. La modificación, sin embargo, dependía de que un elevado tanto por ciento de la población danesa votara la propuesta de justificar el cambio, como así ha sucedido.

null

La mayoría necesaria en el referéndum suponía un verdadero desafío, pues a pesar de que el 88 por ciento de los daneses está a favor del cambio, se temía una baja participación por el escaso poder de convocatoria de las elecciones europeas en Dinamarca. Pues bien, la participación alcanzó finalmente una cifra récord del 57,9 por ciento, lo que significa que votó el 44,9 por ciento del total del censo. Al menos un 40 por ciento de los votantes debía elegir “sí” para proceder a la reforma, tal y como establecen las leyes danesas para que se apruebe cualquier modificación que implique un cambio constitucional, como es el caso de la reforma de la Ley de Sucesión, y el 77,5 por ciento de los que acudieron ayer a las urnas votaron a favor de cambiar la ley frente al 13,2 por ciento votó “no” y el resto de votos en blanco.

Durante la jornada se mantuvo la incertidumbre sobre si acudiría a las urnas el número necesario de votantes, y las proyecciones realizadas por las cadenas de televisión apuntaban a que no se alcanzaría la barrera del 40 por ciento, pero la afluencia a las urnas en las últimas horas propició que se diera vuelta al pronóstico.

La reforma de la Ley de Sucesión se planteó tras quedar embarazada por primera vez en abril de 2005 la princesa Mary, esposa del príncipe heredero Federico. Pero al descubrirse que el primógenito sería un varón (el príncipe Christian), la necesidad de la reforma perdió urgencia, si bien continuó adelante con el proceso. El cambio de ley afectará finalmente a la descendencia del príncipe Christian.

De acuerdo con lo que establece la ley danesa para reformas relacionadas con la Constitución, la propuesta fue aprobada por amplia mayoría por dos Parlamentos distintos el 2 de junio de 2006 y el 7 de octubre de 2008, por lo que sólo faltaba el referendo para completar el proceso.

Más sobre

Regístrate para comentar