Henrik de Dinamarca y sus nietos Nicolás y Félix: tres Príncipes en el cuerpo de bomberos

de-entrada

La agenda oficial de la realeza está que arde estos días. Echa humo de viajes, recepciones, visitas, inauguraciones, entregas de premios... Pero en el caso de la de los Príncipes de Dinamarca lo es así literalmente. Y es que los príncipes Nicolás y Félix, acompañados por su abuelo, el príncipe Henrik, integraron por un día el cuerpo de bomberos de la estación antiincendios de Valby (Copenhague).

Uniforme y cascos reglamentarios, sirena, tobogán, fuego, extintor de espuma, cañón de agua y hasta coche de bomberos hubo en este simulacro al rojo vivo. Los niños, de 9 y 7 años respectivamente, lo pasaron en grande ejerciendo de improvisados bomberos, vestidos con todo el equipo, y sofocando con manguera en mano las llamas de una barbacoa.

"Fue muy divertido. Tanto para ellos como para nosotros. Tan pronto llegaron, los montamos en un coche, y el príncipe Henrik estaba igualmente emocionado. Félix estaba un poco nervioso con la altura, mientras que Nicolás quiso que lo subiéramos hasta 30 metros, y luego también el esposo de la reina Margarita insistió en subir hasta arriba del todo por la escalera", declaró Michael Nielsen, jefe de la estación de Valby al diario BT.

de-salida

Nielsen fue el encargado de entregarles al final a los pequeños Príncipes, hijos del príncipe Joaquín y la condesa Alejandra, un diploma donde quedó acreditado que habían sido bomberos por un día. Antes de regresar a casa, Nicolás y Félix fueron obsequiados también con refrescos y bollos para reponer fuerzas después de una dura jornada. 

Más sobre

Regístrate para comentar