La reina Matilde de Bélgica, una estrella más en Venecia

La soberana ha visitado la 57 Bienal de Venecia, uno de los principales eventos del arte contemporáneo

Venecia sigue sumando estrellas. Si la semana pasada veíamos a George y Amal Clooney, y estos días pasados a Javier Bardem y Penélope Cruz derrochando elegancia y glamour, esta vez ha sido una reina la que ha paseado por la ciudad de los canales creando una gran expectación. 

La reina Matilde de Bélgica ha viajado en solitario a la 57ª Bienal de Venecia, pero en lugar de acudir a un estreno cinematográfico, la mujer del rey Felipe ha visitado la exposición internacional de arte contemporáneo, una de las principales citas del arte de este tipo en todo el mundo. La llegada de Matilde fue digna de una gran actriz de Hollywood a bordo de un barco taxi, al más puro estilo veneciano.  Acudió fiel a su estilo con un vestido muy lady en rosa empolvado, de manga francesa a juego con sus zapatos y cartera de mano. También llevó guantes y un original tocado que le aportaba un plus de elegancia.

barcoVER GALERÍA

Con la mejor de sus sonrisas, Matilde fue recibida en el pabellón belga de esta bienal, punto de encuentro de galeristas, críticos, directores de museos, coleccionistas y, también, de estrellas de cine. Muy atenta a las explicaciones de la exposición, la soberana no perdió detalle de las obras que se mostraban, entre otras, las fotografías de su compatriota, Dirk Braeckman. con quien estuvo charlando animadamente. Después de visitar el pabellón de Bélgica, Matilde acudió a las instalaciones de Alemania, Canadá, Gran Bretaña, Australia y Rumanía. Tampoco quiso perderse el trabajo de la artista visual belga Edith Dekyndt. Es la primera vez que la reina de los belgas visita esta Bienal de arte.

matilde1VER GALERÍA

Si esta vez hemos visto a la Reina volcada en su faceta más institucional y protocolaria, hace una semana nos dejaba una imagen de lo más maternal. Como una familia más, Felipe y Matilde acompañaban a sus hijos en su primer día de colegio tras el parón estival. Con un look algo más informal, pero sin perder un ápice de elegancia, Matilde llevó al colegio Sint-Jan Berchamans, una escuela católica de Bruselas, a tres de sus hijos, la princesa Elisabeth, de 14 años, el príncipe Gabriel, de 13, y la pequeña Éléonore, de 8. 

artistaVER GALERÍA

El cuarto hijo de los Reyes, Emmanuel, de diez años, acudió acompañado de su padre en su 'vuelta al cole' ya que estudia en otro centro diferente al de sus hermanos. El niño está matriculado en el instituto Eureka ubicado en Kessel-Lo, cerca de Lovaina, a 30 kilómetros de Bruselas. El motivo de que el joven príncipe vaya a un centro distinto del de sus hermanos es porque padece dislexia y este colegio está destinado a alumnos con problemas de aprendizaje. 

Más sobre

Regístrate para comentar