Los pequeños de la casa real inglesa vuelven a ser los protagonistas del 'Trooping the Colour'

Es una tradición que la Reina del Reino Unido celebre en dos ocasiones la fecha de su cumpleaños: una, de manera privada, el 21 de abril, el día que nació, y la otra, en junio

La reina Isabel II de Inglaterra ha celebrado este sábado su 91 cumpleaños que ha estado marcado por los atentados terroristas de Manchester y el incendio que arrasó este miércoles por la noche una torre de viviendas en Londres causando 30 muertos. La soberana guardó un minuto de silencio en recuerdo de todos ellos. Pese al ambiente de tristeza los más pequeños de palacio, el príncipe George y la princesa Charlotte, pusieron la nota de alegría con su simpatía.  

desfileVER GALERÍA

La ceremonia militar, conocida como Trooping the Colour es uno de los actos más fastuosos de la monarquía británica y forma parte de las celebraciones por el cumpleaños de la soberana. Aunque el aniversario de Isabel II es el 21 de abril, es tradición que los actos públicos se hagan más tarde, en el mes de junio, para asegurarse que el buen tiempo acompaña y así miles de británcios puedan disfrutar de la fiesta en las calles. 

En esta ocasión el Palacio de Buckingham ha emitido un comunicado sin precedentes en el que la Reina ha mostrado su tristeza por los terribles acontecimientos que está viviendo su pueblo. "Tradicionalmente hoy es un día de celebración. Sin embargo, este año es difícil escapar a un estado de ánimo nacional muy sombrío".  En los últimos meses, el país ha sido testigo de una sucesión de terribles tragedias", lamenta la monarca en su comunicado que subraya la "inmediata inclinación de la gente en todo el país por ofrecer consuelo hacia los que desesperadamente necesitan ayuda". La reina también quiso hacer un llamamiento a la esperanza y recordó que "cada vez que ha sido puesto a prueba, Reino Unido se ha mostrado firme ante la adversidad".

carroza-isabelVER GALERÍA

Después Isabel II, vestida de azul celeste, salió en carroza de palacio junto a su marido, Felipe de Edimburgo, recorrió la gran avenida Mall para llegar a Horse Parade, la sede de la gurdia real a caballo en la zona gubernamental londinense. Le siguió otra carroza en la que iban la duquesa de Cambrige y la duquesa de Cornualles y en una tercera las princesas Beatriz y Eugenia de York. Kate Middleton vistió un favorecedor vestido en color fucsia de manga larga a juego con su tocado. En esta ocasión llevó el pelo recogido con un moño bajo. La duquesa de Cornualles eligió un abrigo en tonos claros a juego con su sombrero. Las primas de Guillermo y Enrique de Inglaterra, Beatriz y Eugenia, fueron muy conjuntadas con diseños en tonos celestes y claros con flores. 

desfile-carrozaVER GALERÍA

La familia real vio la exhibición militar desde el balcón de palacio en el que se pudo a ver sus miembros más jóvenes que hicieron las delicias de todos con su espontaneidad. El príncipe George, que cada vez está más mayor, lució unos vistosos tirantes granates, demostrando así que ya es todo un pequeño gentleman británico. Su hermana, la princesa Charlotte llevó un vestido estampado rosa a juego con el de su madre y vio los aviones en brazos de ella. La pequeña de palacio disfrutó del desfile, aunque en algún momento de la exhibición puso algún gesto de desagrado. A los dos pequeños príncipes se les ha aclarado mucho el pelo y lucen unas melena rubia. 

El Trooping the Colour se remonta al siglo XVII, cuando los regimientos del ejército británico desfilaban con sus banderas de diversos colores. En 1748, durante reinado de Jorge II, se decició que la ocasión serviría para remarcar el aniversario del monarca, y a partir de 1760, con el reinado de Jorge III, se oficializó como una celebración anual.

carroza-Enrique

- Isabel II cumple 91 años: repasamos la vida de la reina más longeva del mundo

- Los príncipes George y Charlotte sorprenden a la reina Isabel II con un regalo por su 91 cumpleaños

En el desfile del año pasado la protagonista indiscutibel fue la pequeña  Charlotte que  encandiló a los asistentes con sus adorables reacciones. El ruido de los aviones de la exhinición aéra provocó que la pequeña se asustase lo que hizo que sus padres la abrazaran y estuvieran muy pendientes de ella. Al final, la pequeña esbozó una tímida sonrisa y contempló el espectáculo aéreo. Junto a ella estaba también su hermano mayor, el príncipe George. Él también señaló a los aviones que participaban en la exhibición, aunque, algo más tranquilo que su heramana. 

La edad de la soberana, 91 años, nunca antes había sido alcanzada por un monarca británico. De ellos, ha pasado más de 65 en el trono. 

Más sobre

Regístrate para comentar