La Duquesa de Cambridge anima a las víctimas del reciente atentado en Londres con una visita sorpresa

La esposa del Príncipe William destaco el buen trabajo del staff del King's College Hospital

"No tenemos miedo", expresan con ánimo los ingleses después de los recientes atentados ocurridos en Inglaterra. Su lema, unido a la canción Don't Look Back in Anger, del grupo originario de Manchester, Oasis, demuestra la entereza de los ciudadanos en esta época de incertidumbre, una sensación que también se refleja en los miembros de la Familia Real. Por ello, este lunes la Duquesa de Cambridge, de soltera Kate Middleton, realizó una sorpresiva visita a las víctimas del ataque ocurrido hace poco más de una semana en el London Bridge. La esposa del Príncipe William no sólo convivió con los directivos del King’s College Hospital, sino también con los familiares de las personas que resultaron heridas el pasado 3 de junio.

km1aVER GALERÍA

En el ataque, 48 personas resultaron heridas, de las cuales 14 fueron trasladadas al hospital y 13 de ellas aún reciben tratamiento médico para sanar las heridas de arma blanca que recibieron. Kate en todo momento se mostró preocupada por la pronta recuperación de todos ellos y, en una amena charla cuestionó las labores del personal que labora en el lugar para asegurarse de que pronto las víctimas volverán a casa.

Nick Moberly, Director ejecutivo del hospital recibió a Kate y describió su visita como algo que los motivó a seguir haciendo su trabajo con pasión y empeño como lo han hecho hasta ahora. "Supongo que en el momento no sabían lo grande que esto era", dijo Kate a Nick y otros miembros del staff, como la Profesora Julia Wendon, además de Jane Bond y Mark Madams, dos team leaders entrenados para lidiar con incidentes mayores. "Ustedes se resignaron y siguieron adelante. La respuesta fue increíble. Supongo que están entrenados para hacer frente a este tipo de situaciones, pero espero que incidentes así no se repitan. Su conducta fue notable", agregó la Duquesa.

km2aVER GALERÍA

Kate, avanzó por los pasillos del hospital con un traje azul marino de falda y saco. Su presencia es notable pues es el miembro más reciente de la Familia Real en mostrar su apoyo a las víctimas de los atentados que este año han sorprendido a Inglaterra. La semana pasada, el Príncipe Carlos y su esposa, la Duquesa de Cornualles, visitaron el Royal London Hospital en donde otras víctimas del mismo ataque se encuentran hospitalizadas. Además, el Príncipe William y la Reina Isabel II viajaron a Manchester para conocer a algunas de las personas que resultaron heridas el 22 de mayo después de la explosión registrada en la Manchester Arena al finalizar un concierto de Ariana Grande.

 

Más sobre

Regístrate para comentar