La princesa Mako de Japón perderá sus títulos de nobleza para casarse con un plebeyo

Por amor, los seres humanos somos capaces de todo, incluso de renunciar a una vida de privilegios. La princesa japonesa Mako, nieta mayor del emperador Akihito, contraerá matrimonio con un joven al que conoció en la universidad, Kei Komuro. Con esto, la joven de 25 años perderá sus títulos nobiliarios y dejará de representar a la monarquía más antigua del mundo.

Las leyes japonesas son muy estrictas y dictan que, en caso de que Mako quisiera conservar sus derechos y deberes como miembro de la familia real, tendría que casarse con alguien de orígenes reales. Sin embargo, ella ha preferido perder esos derechos y una vez que sea una mujer casada, pasará de ser su alteza imperial la princesa Mako de Akishino a Mako Komuro. Mako, hija del príncipe Fumihito, se graduó en la Universidad Cristiana Internacional y tiene una maestría en la Universidad de Leicester. Luego de terminar sus estudios, se dedicó a trabajar como investigadora en un museo. 

La emisora nacional japonesa NHK reportó que la pareja se conoció hace cinco años, cuando estudiaba en la Universidad Cristiana Internacional en Tokio. Se tiene previsto que el enlace se realice en 2018, aunque la familia imperial se ha mantenido hermética al respecto.

mako-VER GALERÍA  La princesa Mako perderá sus títulos el próximo año. Foto: Getty Images 

El futuro esposo de la princesa fue interceptado por la prensa, este miércoles, en las afueras del despacho de abogados en el que trabaja, en Tokio. “No es el momento de hacer comentarios, pero hablaré cuando sea oportuno”, dijo a los periodistas, según reporta El País.

La noticia del compromiso de Mako ha reavivado en Japón el debate de las diferencias entre los hombres y las mujeres de la familia imperial. La ley permite que los hombres se casen con plebeyas y conserven sus derechos, mientras que para las mujeres la situación es totalmente diferente. El príncipe Naruhito se casó en 1993 con Masako Owada y hasta el día de hoy ha mantenido sus  títulos. En cambio, su hermana la princesa Sayako, contrajo matrimonio en 2005 con un funcionario del ayuntamiento de Tokio y perdió automáticamente todos sus privilegios.

El enlace de Mako y Kei se ha hecho público a pocos días de que el gobierno japonés apruebe una ley que permitiría la abdicación del emperador Akihito. El emperador, de 83 años de edad, ha reconocido en más de una ocasión que a su edad le es difícil cumplir con las obligaciones del Trono del Crisantemo. Ésta será la primera abdicación de un emperador en casi doscientos años.

Más sobre

Regístrate para comentar