El mundo asistió con fascinación hace seis años a la boda de Kate Middleton con el futuro heredero al trono de Gran Bretaña. Y, en medio de toda la pompa y el ceremonial, Pippa Middleton, hermana de la Duquesa de Cambridge y su dama de honor, suscitó también comentarios de admiración por derecho propio, acercándose peligrosamente a la novia. Tal es su complicidad que seguro que Kate se divirtió más que inquietarse por la atención prestada a su hermana pequeña. Ahora, mientras la Duquesa ayuda a Pippa a prepararse para su propio gran día, nos centramos en ese vínculo especial que comparten con otros hermanos reales, desde las princesas Victoria y Madeleine de Suecia hasta Mako y Kako de Japón.

middleton4VER GALERÍA

Pippa Middleton y James Matthews ya tienen fecha de boda

¿Puede una invitada robarle protagonismo a la novia?

¿Ha elegido ya Pippa Middleton al diseñador de su vestido de novia?

Pippa Middleton reaparece blanca, radiante... ¡y presumiendo de anillo de compromiso!

Cuando eres tan famosa como la Duquesa de Cambridge lo es ahora debe de ser reconfortante tener a alguien en quien puedes confiar al 100 por 100, sin cuestionar sus motivos. Como la Duquesa ha descubierto recientemente al perder a su secretaria privada de confianza de muchos años, mientras muchas personas van y vienen, una hermana siempre estará ahí para ti. Y ahora le toca a ella estar para Pippa. Se han puesto a planear juntas la que será la boda del año desde que James le propusiera matrimonio con un exquisito anillo de cuatro quilates, que se ha dicho que podría costar tranquilamente la friolera de 230 mil euros. 

Crecieron formando parte de un clan muy unido. Ayudaban en el negocio familiar y se deleitaban en las caminatas por el campo y las acogedoras celebraciones navideñas en las que su padre las divertía disfrazándose con trajes extravagantes. Un año hizo incluso una entrada estelar de luchador de sumo. Ambas asistieron al internado del Marlborough College. Las dos jugaron en el equipo de hockey, donde Pippa tuvo la distinción adicional de capitana. Y su relación no ha cambiado ni un ápice desde que Kate se casó y emparentó con la Casa de Windsor como la Duquesa de Cambridge. Los Middletons todavía van de vacaciones juntos a Mustique y asisten a citas sociales como Wimbledon, a menudo con el príncipe Guillermo de remolque.

middleton5VER GALERÍA

El encanto de las hermanas Middleton tiene mucho del ejemplo de su madre, la sumamente tranquila, serena y elegante Carole Middleton, que nunca parece intimidada por la familia política de su hija mayor. Carole, Kate y Pippa se mantienen al día de la vida de las otras, disfrutan prestándose la ropa e intercambiando consejos de maquillaje. En una entrevista para la televisión estadounidense en 2014, Pippa habló de su familia: “Podemos ser normales entre nosotros y eso nos mantiene pegados al suelo”.

De su vínculo con Kate, dijo: “Tenemos una relación de hermanas muy normal. Estamos muy cerca la una de la otra, nos apoyamos mutuamente y nos damos consejos”. Entre las cosas “normales” de las que siempre han hablado es de su vida amorosa. Cuando Kate rompió con el príncipe Guillermo en 2007 fue Pippa su pañuelo de lágrimas. Afortunadamente, la separación fue breve, pero Kate comprendió lo importante que fue y estuvo para Pippa más tarde en sus propias decepciones románticas.

middleton7VER GALERÍA

Ahora, las dos tienen entre manos la deliciosa tarea de asegurarse de que el vestido de boda sea el perfecto para Pippa, discutir la lista de invitados y decidir los trajes para su sobrina y sobrino, el príncipe George y la princesa Charlotte. Y, mientras en esta ocasión la novia recorrerá el pasillo hacia el altar de la iglesia de la aldea de Bucklebury, en lugar de la abadía de Westminster, las hermanas compartirán toda la alegría y toda la emoción que en el día grande de Kate.

Más sobre

Regístrate para comentar