Carlota Casiraghi, flechada por el séptimo arte, disfruta París junto a Dimitri Rassam

Enamorados, pero con las discreción a tope, la hija de Carolina de Mónaco y su nuevo novio disfrutaron del clima primaveral

No es novedad que Carlota Casiraghi tenga un nuevo amor. Desde hace unos meses, las alertas se encendieron revelando que la hija de Carolina de Mónaco había encontrado en Dimitri Rassam un nuevo motivo para sonreír. El flechazo llegó meses después de que dejara atrás otra historia romántica para seguir con su vida, un nuevo comienzo que llegó en cuanto se mudó de Roma a Francia. Lo que sí es novedad es que Carlota se deje ver en público con Dimitri, aunque siempre guardando la distancia y sin darse muestras de cariño en público, justo como el fin de semana pasado, cuando se les pudo ver por las calles de París disfrutando de su compañía mutua y de la tranquilidad del lugar.

cc3zVER GALERÍA

Siempre discreta con su vida amorosa, Carlota no ha confirmado si entre ella y el hijo de la actriz Carole Bouquet existe algo más que una bella amistad. Lo que sí sabemos es que el sábado pasado los dos se hospedaron en la casa de la Princesa Carolina en París, lugar del que salieron relajados y listos para hacer algunas compras. El departamento no fue su única parada en este fin de semana para dos, pues salieron de ahí con maletas en mano para dirigirse a la casa de campo de Carlota, ubicada en Barbizon, a una hora de distancia de su primera parada.

En busca de un poco de aire fresco, la pareja salió a caminar por el bosque de Fontainbleau, en donde la gente pudo verlos sin ningún problema, como si trataran de anunciar que es normal que aparezcan juntos. Quizá este paseo, en el que prefirieron no tomarse de las manos en público, es su forma de decir al público que entre ellos hay algo muy especial.

cc4zVER GALERÍA

- Carlota Casiraghi viste de oro la Semana de la Moda de Milán

- Carole Bouquet y Carolina de Mónaco estrechan lazos: dos 'Reinas de la moda', 'cara a cara'

- Carlota Casiraghi, preparada para decir adiós a un año lleno de cambios

De esta relación, llama la atención que Carlota vuelva a fijarse en alguien que tiene mucha cercanía con el séptimo arte. Quizá, así como muchas chicas quedan fascinadas con un músico, Carlota, siente algo similar con la gente involucrada en el cine. Basta con mirar un poco al pasado para recordar que Gad Elmaleh, el padre de su hijo Raphäel, es un director de cine. En noviembre de 2015, la mujer de 30 años volvió a hacer un guiño a esta industria, probablemente un gusto heredado de su abuela, Grace Kelly, cuando inició su relación con el cineasta italiano Lamberto Sanfelice. Con él, convencida de haber encontrado a su amor eterno, se mudó a Roma, hasta que pusieron fin a su noviazgo en septiembre de 2016, motivándola a volver con su hijo a París, el lugar en el que pasó su adolescencia.

Más sobre

Regístrate para comentar