rit

Aún resfriada, la Reina Isabel se pierde la tradicional misa de Año Nuevo en Sandringham

La reina de Inglaterra y su esposo, el duque de Edimburgo continúan recuperándose de la fuerte gripa que los alejó de sus compromisos navideños

La impecable agenda de la Reina Isabel de Inglaterra volvió a tener un fallo en los tradicionales eventos familiares a los que la monarca asiste cada fin de año. El fuerte resfriado que contrajo la obligó a mantenerse en reposo y fue la causa para que se perdiera el servicio religioso en Sandringham con el que daría la bienvenida al año. Según confirmó un vocero a HELLO! Online, "Su Majestad la Reina no atendió a los servicios de la iglesia este domingo. Aún no se siente lista para ir a la capilla pues se está recuperando de un fuerte resfriado".

ri3zVER GALERÍA

Aunque sí ha festejado en privado y rodeada de su familia, a la Reina no se le ha visto en público desde hace 12 días. Durante su ausencia, también se perdió el servicio religioso del día de Navidad, una tradición a la que no había faltado en 28 años.

Al igual que ella, el Duque de Edimburgo estuvo enfermo de resfriado; sin embargo, parece estar mejor pues él sí fue visto en la iglesia St Mary Madelene junto a la Princesa Anne, el Príncipe Edward y otros miembros de la Familia Real.

ri1zVER GALERÍA

- La Reina Isabel II cancela su tradicional viaje en tren por problemas de salud

- Paola de Bélgica y el gran duque de Luxemburgo se suman a la lista de royals enfermos en épocas festivas

En este periodo navideño, la Reina se vio obligada a cambiar sus planes justo en el último momento debido a su estado de salud. La soberana de 90 años de edad y el Príncipe Felipe, de 95, no viajaron como cada año de Londres a King's Lynn en Norfolk el 21 de diciembre a las 10:44 de la mañana, otra tradición que tuvo que romper para anteponer su condición física. En vez de su usual viaje, ambos llegaron a su destino en helicóptero para reunirse con la familia y festejar la Navidad juntos.

En vísperas de año nuevo, la salud de la Reina se volvió tendencia en Twitter luego de que una cuenta falsa de la BBC anunciara la muerte de Isabel II. La noticia preocupó a los ciudadanos y después de que la cadena confirmara que se trataba de una cuenta no confirmada, la Casa Real tuvo que anunciar que la Reina y su esposo aún se recuperan de la fuerte gripa que les ha impedido cumplir con sus compromisos en las semanas pasadas.

Más sobre: