Los virus amargan la Navidad para las Reinas de Europa

Aunque como buenas matriarcas, las Reinas de las Casas Reales suelen encabezar las celebraciones familiares en estas fiestas, este año las cosas han sido diferentes. La Reina Isabel de Reino Unido, la Reina Silvia de Suecia y la Reina Sonia de Noruega han estado en cama durante estos festejos debido a duros resfriados, llevando incluso, a una de ellas, hasta al hospital en lo que es una de las fechas más esperadas para celebrar con los suyos. Lejos de las tradiciones navideñas que llevan a cabo cada año de forma religiosa, este 2016 ha sido un año diferente y no de una forma placentera para las monarcas.

reinasenferm1VER GALERÍA

Silvia de Suecia, con cumpleaños y Noche Buena en el hospital

El 23 de diciembre, fecha de su cumpleaños 73 y en plena víspera de Navidad, la Reina Silvia de Suecia tuvo que ser hospitalizada de urgencia. Aunque parecía que el día sería como cualquier otro de fiesta, cuando la Reina asistió al concierto en su honor en la capilla del Palacio de Drottningholm, como es tradición, el día tomó un giro cuando tuvo que ser ingresada en el hospital. Según reporta el medio local Expressen, Margaret Thorgren, responsable del Departamento de Información de la Casa Real, explicó que todo se debió a que la Reina tuvo un fuerte resfriado. La preocupación se dio ante algunos mareos que obligaron a la Reina a permanecer en el Hospital Danderyd, cerca de Estocolmo, para realizarle algunos estudios.

La misma publicación señaló que la Princesa Magdalena permaneció la noche en el hospital, para permanecer al cuidado de su madre y que varios miembros de la familia visitaron a la Reina el 24 de diciembre. Tras una segunda noche en observación, la Reina Silvia fue dada de alta el 25, para pasar Navidad en casa. “La Reina Silvia se ha recuperado y se encuentra bien”, señaló la Casa Real a través de un comunicado para anunciar que la Reina estaba de vuelta en Drottningholm.

reinasenferm2VER GALERÍA

Sonia de Noruega, en casa durante las fiestas

Como es tradición en las Casas Reales, la Familia Real de Noruega asistió al servicio religioso de Navidad, pero faltó a la cita una importante integrante, la Reina Sonia. El Rey Herald, el Príncipe Heredero Haakon y su esposa, la Princesa Mette-Marit, acompañados por sus hijos, los Príncipes Ingrid Alejandra y Sverre, acudieron como cada año a la Capilla de Holmenkollen en Oslo, pero ante la ausencia de la Reina, las preguntas comenzaron. Marianne Hagen, Jefe de Comunicaciones del Palacio Real explicó a VG.no: “Ella se ha quedado en casa porque tenía un resfriado”, al parecer, la Reina Sonia no fue inmune al virus que ronda entre el selecto círculo. Y es que no hay que olvidar que apenas el 10 de diciembre, la Reina estuvo de visita en Estocolmo durante la entrega de los Premios Nobel.

La Reina cancela su típico viaje en tren a Sandringham por enfermedad
La reina Isabel II no asiste a la tradicional misa de Navidad

reinasenferm3VER GALERÍA

Isabel de Inglaterra y su falta al tradicional viaje en tren a Sandringham

Entre las más sonadas ausencias estas fiestas ha estado la de la Reina Isabel, quien por primera vez en muchos años faltó a su imperdible cita en el tren de las 10:44 am camino de Londres a Norfolk. Poco tiempo antes de fuera momento de su viaje, se anunció que la Reina y su esposo, el Duque de Edimburgo, no subirían al tren pues los dos sufrían de un fuerte resfriado. Solo un día después, la pareja sería trasladada a su residencia de descanso en helicóptero para pasar estas fiestas en compañía de su familia como es tradición.

Rompiendo por segunda vez con el estricto horario que hay cada año cuando la familia visita Sandringham, la Reina no encabezó a la familia en su asistencia a los dos servicios de Navidad que se dan en la capilla del pueblo. “La Reina Isabel continúa recuperándose y permanecerá en casa para ayudar a su total restablecimiento”, señaló un portavoz del Palacio al explicar que sí participaría en los festejos privados dentro de casa.

Más sobre

Regístrate para comentar