royal

Los mensajes de Navidad que han transmitido las otras Casas Reales

Al igual que el rey Felipe, los soberanos de otros países han querido transmitir a los ciudadanos sus propios mensajes con motivo del día de Navidad. En su discurso, don Felipe defendió una España de "brazos abiertos y manos tendidas" en la que la convivencia democrática esté basada "en el respeto a la ley", en la unión y en una voluntad decidida y leal de construir y no de destruir". ¿Quieres saber qué dijeron los otros reyes y reinas?

-El Rey defiende una España unida de 'manos tendidas' en su tradicional mensaje navideño

royal1VER GALERÍA

Isabel II alaba los logros de la "gente ordinaria" 

La reina Isabel II dedicó el tradicional mensaje de Navidad emitido por los medios del Reino Unido a alabar a la "gente ordinaria que hace cosas extraordinarias", como trabajadores voluntarios, cuidadores y "buenos vecinos". A sus 90 años, la soberana británica y gobernadora suprema de la Iglesia de Inglaterra ofreció un mensaje cargado de contenido religioso que fue grabado hace unos días en el palacio de Buckingham, su residencia oficial en Londres.

En su única alocución pública no consensuada con el Gobierno, la monarca evitó hacer referencias explícitas a la actualidad política del Reino Unido, marcada en 2016 por la decisión de abandonar la Unión Europea (UE). "A menudo saco fuerzas de mis encuentros con gente ordinaria que hace cosas extraordinarias", declaró Isabel II, que resaltó los méritos de "aquellos héroes en los que nadie repara, cuya discreta dedicación los convierte en personas especiales".

Al hacer balance del año, destacó las 67 medallas que lograron los deportistas británicos en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro y las 147 que sumaron los paralímpicos. "Muchos de los que ganaron este año recibieron la inspiración de los atletas de generaciones anteriores. Esa inspiración alimentó sus aspiraciones, les permitió descubrir habilidades que apenas eran conscientes de que poseían", dijo Isabel II.

royal2VER GALERÍA

Mensaje de esperanza del rey Felipe de Bélgica

El rey Felipe de los belgas quiso transmitir en su discurso de Navidad un "mensaje de esperanza". Si bien los acontecimientos recientes hacen poner en duda un futuro de progreso y paz, el Rey afirmó que la sociedad belga es muy madura y que la paz y la democracia vencerán a cualquier amenaza. Para la mayoría de la gente la Navidad es un momento de felicidad, pero “los pensamientos de mi familia están en estos momentos sobre todo dirigidos a las víctimas de los ataques en Bruselas, y para sus familias", afirmó el Rey.

"Los acontecimientos del pasado año en Bélgica, en Europa y en otras partes del mundo, plantean dudas sobre el futuro", según el Soberano. Muchos ciudadanos están preocupados por sus puestos de trabajo, por ejemplo, o por la seguridad. "Demasiada gente joven piensa que ellos y sus hijos vivirán peor que sus padres. Demasiada gente de más edad se pregunta si podrá tener una vejez digna. Este sentimiento de inseguridad, de desesperación, de ira incluso, puede conducir a una pérdida de confianza, incluso en las instituciones". No obstante, el Rey quiso poner el acento en su discurso en la esperanza, haciendo referencia a la "solidaridad y generosidad" de los belgas.

"Sobre la base de estos valores es posible construir un mundo en el que nos apoyemos mutuamente en tiempos difíciles y celebremos juntos nuestros éxitos", dijo el rey Felipe.

royal3VER GALERÍA

Guillermo de Holanda protagoniza un sobrio discurso

El rey Guillermo Alejandro de los Países Bajos se ha referido en su tradicional discurso de Navidad a que estas entrañables fechas despiertan este año sentimientos contradictorios, en referencia al atentado de Berlín del pasado lunes y a la guerra de Siria.

"Cerca del lugar donde se encontraba el pesebre, ahora reina el miedo y violencia. Son inimaginable las dificultades que la gente común - muchos de ellos niños pequeños – tienen que sufrir en Siria y en otros países. Esta misma violencia también nos toca de cerca, como demuestra el ataque terrorista de esta semana en Berlín. Este año hay pues muchas familias de luto, lo que nos obliga a celebrar la Navidad con contención", declaró el Soberano holandés.

El monarca recordó que la Navidad debe ser sinónimo de esperanza, paz y caridad. "Debemos preguntarnos todos qué es lo que hacemos en pos de una sociedad mejor y más segura. Tenemos que hacer todo lo posible por resolver los problemas juntos y de una manera pacífica".

De acuerdo con el rey Guillermo Alejandro es necesario que en estos tiempos de incertidumbre la sociedad se aferre a los valores de convivencia y respeto a la diferencia. "Precisamente en estos tiempos difíciles, hay que recordar lo que compartimos y proteger lo que nos une". En este sentido el Soberano subrayó la importancia de la libertad. “Construir espacios para vivir, pensar y debatir sin miedo. Espacios para ser diferentes unos de otros. No olvidemos que la libertad nos pertenece y que es más fuerte que cualquier acto terrorista".

royal4VER GALERÍA

Enrique de Luxemburgo reclama serenidad y moderación

En su mensaje navideño, el gran duque Enrique de Luxemburgose refirió a 2016 como "un año difícil", al tiempo que instó a todos a tener "serenidad y esperanza en la llegada de mejores días."  Para él, el año que estamos a punto de despedir ha tenido buenas noticias como el hecho de que la esperanza de vida sigue aumentando, la pobreza extrema se redujo o los grandes compromisos asumidos por los Estados en materia de ecología". 

Sin embargo, todo el mundo se encuentra consternado por los ataques terroristas en Europa y por la situación extrema en Siria."La tendencia es la reafirmación de la necesidad de proteger y fronteras. También puede conducir sacar conclusiones precipitadas a asuntos muy complejos. Algo que es preocupante porque puede llevar a divisiones en nuestras sociedades ", dijo el Gran Duque, que instó a aplicar la" razón y el sentido común "para hacer frente a estos temores colectivos”. 

El Gran Duque también se refirió a las próximas elecciones que tendrán lugar en Luxemburgo, llamando a todos a la "moderación". "Sólo quiero expresar el deseo de que el debate público en Luxemburgo se mantenga fiel a la moderación que siempre lo ha caracterizado. Los ataques personales, los golpes bajos, el abuso verbal, todo esto no es realmente parte de nuestras tradiciones”, según el Soberano. 

Y concluyó: "Nuestra cohesión social es el mejor activo para hacer frente a los desafíos contemporáneos. Es en este espíritu con la gran duquesa, el Gran Duque Juan, el Príncipe Guillermo y la princesa Stephanie, les deseo de corazón que pasen una feliz Navidad y emprendan el nuevo año llenos de optimismo”.

Más sobre: