El hombre detrás del pastel de chocolate de la boda de los Duques de Cambridge

El hombre detrás del pastel de chocolate de la boda de los Duques de Cambridge

El maestro chocolatero revela los secretos en torno al pastel que el príncipe William pidió

En la boda que el mundo más esperaba en 2011, la dulce pareja real formada por el príncipe William y Kate Middleton –ahora Duques de Cambridge- eligieron ofrecer dos pasteles a sus invitados. El primero fue un tradicional pastel de frutas de ocho pisos horneado por Fiona Cairns. El otro, fue un guiño a la infancia de William con la forma de un pastel de chocolate elaborado por el maestro chocolatero, Barry Colenso.

“La McVitie’s Cake Company y yo trabajamos de la mano para elaborar el pastel de William y Kate, pero la receta vino de Palacio”, explicó el experto en chocolate a través de una entrevista exclusiva para HELLO! “Estaba basado en uno de los pasteles para té favoritos de la juventud del príncipe, un clásico pastel Tiffin, el cual tiene una receta bastante simple. Aunque la McVitie’s Cake Company y yo lo convertimos en un pastel de bodas, nos apegamos a los lineamientos del Palacio de Buckingham para asegurarnos de que estaba bien hecho”.

El hombre detrás del pastel de chocolate de la boda de los Duques de Cambridge Los Duques de Cambridge y sus invitados disfrutaron de dos deliciosos pasteles de boda en 2011. Foto: Getty Images

Sobre el pastel de bodas que preparó, asegura que tenía buen sabor y textura cremosa y agradable al gusto. Un trabajo con el que quedó realmente satisfecho. “Fue una gran experiencia. Extremadamente estresante –pero que también disfruté. Solamente fue un increíble honor haber estado involucrado”, comentó.

Reveló que no tuvo complicación para hornear el pastel, sino que la decoración fue lo que representó un verdadero reto. “El pastel Tiffin por sí mismo es bastante sencillo de realizar gracias a la receta que nos dio el Palacio, pero los extras y la decoración fueron una historia distinta” platicó.

“El equipo de McVitie’s y yo trabajamos 24 horas, los 7 días de la semana, durante 29 días para asegurarnos de hacer algo realmente espectacular y así conocer brevemente al Príncipe y a Kate. Fue una tarea difícil ya que todas las decoraciones y flores estaban basadas en diferentes conceptos que debían ser aprobados por el Palacio. Una vez aprobado, cada flor de chocolate blanco tomó alrededor de seis horas en ser hecha. Las técnicas empleadas fueron completamente revolucionarias”, manifestó el maestro chocolatero.

Esta no ha sido la única ocasión en que Barry ha elaborado un pastel para la familia real británica. Antes de la boda, horneó para la Reina Isabel II y, previamente, sus postres fueron degustados por la fallecida Reina Madre.

Antes de concluir la charla, Colenso reveló la manera en que una persona puede darse cuenta de si un chocolate es magnífico. “Primero, los ingredientes son clave. Es necesario que sean de la mayor calidad. Después de ello, el proceso de templado es el punto clave”, formuló el experto. “El calentamiento y enfriamiento del chocolate es lo que le da ese brillo y característica crujiente –señales indiscutibles de un buen chocolate. Pero sobre todo, un maestro chocolatero debe tener imaginación y ganas de innovar para realizar creaciones únicas. Eso es lo que hace a un excelente chocolate esté por encima de los productos promedio”.

Más sobre

Regístrate para comentar