La Duquesa de Cambridge lucirá una una tiara en su primer banquete de estado

Por tercera ocasión, la Duquesa de Cambridge lucirá una tiara. Esta vez, Kate Middleton lo hará para su primer banquete de Estado que se llevará a cabo en el palacio de Buckingham en octubre. Y promete lucir como heroína de cuento de Disney.

La duquesa y su esposo, el príncipe William, atenderán el banquete para darle bienvenida al presidente de China, Xi jinping, y a su esposa, Peng Liyuan, en Inglaterra. Para continuar con el protocolo, se espera que la duquesa de Cambridge luzca una tiara ya que es un evento de etiqueta.


La duquesa de Cambridge lució la tiara 'Halo' de Cartier para su boda espectacular en el año 2011. Foto: © Getty Images

Aunque no han confirmado su asistencia, es prácticamente un hecho que la duquesa de Cambridge y el príncipe William estarán en el banquete. De hecho, fue William quien invitó al presidente a Inglaterra cuando éste visitó China el marzo pasado. La visita se consideró exitosa y mejoró las relaciones entre Asia y Gran Bretaña.

De acuerdo a un reporte en The Sunday Times, el príncipe Carlos, quien nunca había visitado China antes, participará en la visita al Estado. El descendiente de la Reina Isabel II asistirá a otro evento: la comida de bienvenida, y además recibirá al presidente y a su eposa en el desfile Horse Guards, al lado de su madre y de su otro hijo, el príncipe Philip, pero no irá al banquete de Estado.

El príncipe William visitó China en marzo, y estableció relaciones diplomáticas con el presidente Xi Jinping Foto: © Getty Images

En el 2013, la Duquesa lució la tiara 'Papyrus' durante la recepción diplomática anual de la Reina en el Palacio de Buckingham. La tiara, también conocida como la Flor de Loto, pertenecía a la Reina Madre y originalmente era un collar.

Y, por supuesto, la tiara más famosa de la duquesa de Cambridge es la que usó en su boda en el año 2011. Se trata del espectacular modelo 'halo' realizada por la firma Cartier, la cual combinó son un lazo etéreo de Sarah Burton y un vestido del inigualable y fallecido Alexander McQueen.

Más sobre

Regístrate para comentar