Pareciera que fue ayer cuando el príncipe William y la duquesa de Cambridge, de soltera Kate Middleton, salieron del hospital para presentar a su primer hijo. Dos años más tarde, el príncipe George se ha convertido en el consentido de la Familia Real Británica. Con una sonrisa pícara y un gran parecido con su padre, el pequeño se encuentra de fiesta celebrando su segundo cumpleaños en compañía de sus padres.

Y en este día tan especial, la duquesa de Cambridge ha organizado una discreta celebración. Según reportes, la familia festejó este día en su residencia en Anmer Hall. La casa que habitaron durante el primer mes de la princesa Charlotte, lejos de su hogar en el Palacio de Kensington, fue la elegida para realizar una íntima reunión para que el chico recibiera las felicitaciones de sus seres queridos más cercanos.

Con el amplio conocimiento de los Middleton en cuanto a la organización de eventos, no ha sorprendido que la Duquesa haya encabezado la planeación de este sencillo día. Lejos de las extravagancias de los famosos, el príncipe George solamente reuniría a su familia, entre quienes estuvieron sus abuelos Carole y Michael Middleton, para tomar el té en la residencia de campo. Y hasta el momento, no se sabe si en esta ocasión su bisabuela, la Reina Isabel II, estuvo entre quienes lo acompañaron para partir su pastel.

Look who's turning two tomorrow! #HappyBirthdayPrinceGeorge

Una foto publicada por Kensington Palace (@kensingtonroyal) el

Su abuelo, el príncipe Carlos y su esposa, la duquesa de Cornwall, no pudieron estar con él en este día, ya que se encuentran en West Country. Al igual que su tío, el príncipe Harry, quien continúa recorriendo África durante este verano. El viaje altruista del hermano del príncipe William lo ha mantenido lejos de dos momentos especiales en la familia hasta ahora, pues tampoco estuvo presente en el bautizo de la princesa Charlotte.

Y aunque en esta ocasión, se trató de una reunión muy pequeña, alrededor de la Gran Bretaña se hicieron todo tipo de honores para conmemorar este segundo aniversario. La emisión de una moneda especial en su honor y el lanzamiento de uno de los retratos que Mario Testino le hiciera en el bautizo de su hermana, comenzaron los festejos días antes. Hoy, los Grenadier Guards interpretaron el Happy Birthday en su cambio de guardia, a las afueras del Palacio para celebrar a la distancia a George. Este gest hizo recordar, como para su primer cumpleaños, el Príncipe tuvo una rendición especial del Happy Birthday por parte de la guardia irlandesa en el Kensington Palace, la cual pudo presenciar acompañado de su bisabuela, la Reina, o como él la llama, Granny.

The Duke of Cambridge playing with Prince George in the garden at Sandringham House

Una foto publicada por Kensington Palace (@kensingtonroyal) el

Más sobre

Regístrate para comentar