Con casi dos años, el Príncipe George se ha robado el corazón de todo aquel que se deja llevar por sus tiernas y traviesas sonrisas. Y su bisabuela, la Reina Isabel II, no podía quedar inmune a sus encantos, dejándose conquistar por el hijo mayor del Príncipe William y la Duquesa de Cambridge, de soltera Kate Middleton. Durante el bautizo de su hermana, la Princesa Charlotte, el pequeño fue protagonista y se robó las miradas de todos los presentes.

El Príncipe George y su tierno apodo para la Reina Isabel IIVER GALERÍA

En esta ocasión se tuvo la oportunidad de tener una mirada cercana a la familia real británica y el encuentro entre el Príncipe George y la Reina Isabel II, llamó especialmente la atención. En una faceta pocas veces vista, la monarca se acercó tiernamente al curioso niño que quería verla. Al parecer, la Reina tiene una cercana relación con el nene, a quien escuchó atenta mientras esperaban fuera de la capilla, aun cuando tuvo que agacharse un poco para poder estar a la altura del Príncipe.

Al terminar la ceremonia, The Mirror pudo capturar en video cómo es que el Príncipe llama cariñosamente a la Reina Isabel. Ajeno a protocolos y formalidades, George no quería seguir caminando porque quería esperar a toda su familia, mientras que su paciente papá le aseguraba que todos irían con ellos. Que irían a casa de su su “Nanny”, nombre que parece ser una modificación de “Granny”, apodo con el que Harry y William se han referido a la Reina desde que eran unos niños. Esto podría ser porque George todavía es muy pequeño para llamarla como su papá y tío.

El Príncipe George y su tierno apodo para la Reina Isabel IIVER GALERÍA

Aunque se trataba del bautizo de la Princesa Charlotte, George no pudo evitar acaparar la atención. Y como se ha vuelto tradición con su madre, en esta ocasión el Príncipe fue el protagonista del conocido Kate Effect. El trajecito de short rojo y camisa blanca con detalles en carmín, que emulaba al que usara su papá en el bautizo del Príncipe Harry, se agotó en tiendas en menos de 24 horas después de que lo llevara. De la diseñadora Rachel Riley, el juego que tenía un precio de $132 dólares, voló de la tienda online de la marca.

Y a punto de celebrar su segundo cumpleaños, corren los rumores de que el Príncipe George podría seguir los pasos del Príncipe William y el Príncipe Harry, atendiendo a la escuela Wetherby Pre-Prep en Nottingham. A diferencia de la tradición que precedió a los hijos de la Princesa Diana, en la que los miembros de la familia real recibían su educación dentro de Palacio, parece que el Príncipe George también asistirá a una escuela como lo hicieran su tío y su papá.

El Príncipe George y su tierno apodo para la Reina Isabel IIVER GALERÍA

Más sobre

Regístrate para comentar