La Princesa Diana, presente en la memoria durante el bautizo de la Princesa Charlotte

Desde su nacimiento a principios de mayor, la Princesa Charlotte se ha visto envuelta en la memoria de su querida abuela, la Princesa Diana. El Príncipe William y la Duquesa de Cambridge, de soltera Kate Middleton, han hecho un esfuerzo especial por mantener en la Princesa y el Príncipe George, vivo el recuerdo de su abuela a través de cariñosos y discretos guiños. Y el bautizo de la hija menor de la pareja real no podía ser la excepción.

La Princesa Diana, presente en la memoria durante el bautizo de la Princesa CharlotteVER GALERÍA

Hace algunas semanas se anunciaba que la capilla en donde se llevaría a cabo en primer sacramento de la Princesa, sería la de St. Mary Magdalene en Sandringham, mismo lugar en donde 1961, la Princesa Diana fuera bautizada. La elección de la locación, en el pueblo natal de la mamá del Príncipe William y el Príncipe Harry, no caía como sorpresa después de que la bebé recibiera el nombre Charlotte Elizabeth Diana, en honor de la que fuera la Princesa de Gales.

Para continuar con esta cadena de recuerdos, una de las madrinas de la Princesa fue Laura Fellowes, sobrina de la Princesa Diana. Laura es hija de Cynthia Jane Fellowes, una de las hermanas mayores de Diana, y al ser una de las primas más cercanas en edad al Príncipe William, en su infancia fue una de sus más cercanas compañeras de juego. Se predecía que se elegiría a un miembro de la familia Spencer como parte del cortejo de padrinos, pero no se conoció a quien sino hasta momentos antes de la ceremonia cuando se dio a conocer la lista de quiénes contarían con tan grande honor.

La Princesa Diana, presente en la memoria durante el bautizo de la Princesa CharlotteVER GALERÍA

Otro guiño que se siguió durante este evento tan importante de la familia real británica, fue la vestimenta del Príncipe George. Muy contento y animoso, el pequeñito de casi 2 años vistió tal como lo hiciera su padre en el bautizo del Príncipe Harry, con unos shorts en rojo y una camisita con bordados en este mismo tono. La invitación a la gente local a acudir a las afueras de la capilla, en un bautizo de puertas abiertas, fue algo que recordó mucho el espíritu cálido y siempre cercano de la Princesa Diana. Tal como la decisión de que su fotógrafo favorito, Mario Testino, fuera el encargado de documentar este día para posteridad.

Y para cerrar una ceremonia plagada de guiños al pasado, la Duquesa de Cambridge decidió llevar a la Princesa Charlotte en una carriola de la marca Silver Cross. Estos carritos han llevado a los miembros de la familia real británica por décadas, la Reina Isabel II, el Príncipe Carlos, la Princesa Diana y los Príncipe William y Harry, son sólo algunos de los que han viajado en este clásico modelo.

La Princesa Diana, presente en la memoria durante el bautizo de la Princesa CharlotteVER GALERÍA

Más sobre

Regístrate para comentar