Gran sorpresa se llevaron los pasajeros de un vuelo de la aerolínea británica Ryanair con destino a Glasgow, cuando vieron abordar a alguien que les resultó conocido. Con lentes y sentándose en la primera fila del vuelo de clase turista, estaba el Príncipe William que se encaminaba a Escocia para continuar con su entrenamiento laboral en las ambulancias aéreas. Lejos de los protocolos a los que está acostumbrado, el Príncipe tomó la ruta de Stanstead a Glasgow como todos los otros pasajeros.

El Príncipe William sorprende a los pasajeros de un vuelo a EscociaVER GALERÍA

Para este rápido vuelo, el Príncipe vistió casual, con el mismo suéter azul con el que se le vio llegar al hospital en el nacimiento de la Princesa Charlotte hace un par de meses. Después de que se cumpliera su licencia de paternidad, ha regresado a su labor para continuar con la segunda parte de su entrenamiento en la East Anglian Air Ambulance, antes de poder adentrarse de lleno a este nuevo trabajo.

Según reportes, durante el vuelo comercial, sólo lo acompañó un guardaespaldas que pasó desapercibido entre los pasajeros. Ante la mirada curiosa de los viajantes, hubo quien pudo capturar una imagen del Príncipe preparándose como todos los demás antes del despegue. Ésta no es la primera vez que William decide viajar en clase turista. En 2011, él y su esposa, la Duquesa de Cambridge, de soltera Kate Middleton, hicieron lo propio de vuelta de la boda de Zara Phillips, prima del Príncipe. En esa ocasión, el Príncipe Harry optó por el mismo medio de transporte, pero en otra aerolínea.

El Príncipe William sorprende a los pasajeros de un vuelo a EscociaVER GALERÍA

La Duquesa no es ajena a las aerolíneas comerciales, pues sus padres trabajaron en su juventud para British Airways, antes de comenzar con su propio negocio de organización de eventos. Y aunque por cuestiones de logística y seguridad no siempre puede hacerlo, el Príncipe William no tiene reparo en hacer las largas filas de chequeo para viajar en vuelos comerciales como cualquier otro pasajero.

Al parecer, este vuelo se dio el mes pasado, cuando el Príncipe se reincorporaba a sus labores en las ambulancias aéreas. Ahora, él y la Duquesa se preparan para celebrar este fin de semana el bautizo de la Princesa Charlotte. Y siguiendo con su espíritu cercano y abierto, han decidido tener una ceremonia de puertas abiertas, invitando al público a asistir a festejar con ellos a la salida de la capilla en donde se llevará a cabo el evento. Se espera que ésta sea una gran celebración en la que se reúna la Familia Real Británica en honor de la Princesa.

El Príncipe William sorprende a los pasajeros de un vuelo a EscociaVER GALERÍA

Más sobre

Regístrate para comentar