Además de su conocida belleza, hay algo que siempre ha caracterizado a Carlota Casiraghi, su amor por los caballos. Las competencias de equitación han sido desde hace años la gran debilidad de la hija de la Princesa Carolina de Mónaco, y cuando se presenta la oportunidad, no deja de participar en este tipo de encuentros. Ahora, con Montecarlo como anfitrión, no podía quedar fuera del International Monte-Carlo Jumping.

Carlota Casiraghi disfruta de su gran amor, la equitaciónVER GALERÍA

Apenas a principios de este mes competía en Saint-Tropez en el circuito de tres días de la ciudad francesa y ahora lo hace en casa. Celebrando el décimo aniversario de la competencia ecuestre en el Principado, la nieta de la Princesa Grace fue la encargada de abrir la división femenina. Desde 2001, Casiraghi ha participado en los encuentros ecuestres, en los que se ha convertido en una experta sobre el caballo. Especialmente interesada en las competencias por caridad, Carlota ha hecho de estos eventos motivo de reuniones familiares, siempre con sus seres queridos apoyándola desde las barreras.

G.I. Joe, Troy, Tintero y Tchin Tchin du Village, son los eternos compañeros de Carlota, quien en este ocasión decidió inaugurar su participación en el encuentro que reúne a 40 de los más importantes jinetes del mundo con este último caballo. Se espera que este año repita la hazaña que logró en la edición anterior, cuando se coronó en la categoría de salto en la competición. Con el título en juego, la mamá de Raphaël está de lo más concentrada en su desempeño como jinete.

Carlota Casiraghi disfruta de su gran amor, la equitaciónVER GALERÍA

Haciendo gala del estilo que la caracteriza, Carlota apareció ayer en una blusa a rayas con accesorios en negro y esta mañana, en una blusa en gris y completó su look con un chaleco negro. La hermana de Andrea, Pierre y Alexandra, ha logrado combinar su amor por la moda con su grande pasión por la equitación. A través de su colaboración con la casa de moda Gucci, ha logrado desarrollar su línea ecuestre y regularmente se le ve en el circuito llevando esta firma.

Heredera de una gran belleza, Carlota compagina su papel como mamá y jinete, con su papel como embajadora de algunas marcas de lujo. Y mientras ella pone en alto el nombre del Principado con sus hazañas a caballo, su orgullosa madre no ha perdido detalle de la participación de Casiraghi en la competencia. La Princesa Carolina ha disfrutado de este evento en su tierra, el cual contó esta mañana con la presencia del Príncipe Alberto, quien saludó a los asistentes acompañado de su hermosa sobrina.

Carlota Casiraghi disfruta de su gran amor, la equitaciónVER GALERÍA

Más sobre

Regístrate para comentar