El Príncipe Harry comparte un emotivo discurso en honor a los soldados caídos

Para nadie es un secreto que el ejército se convirtió rápidamente en la faceta favorita en la vida del Príncipe Harry. El servir a su país le dio la oportunidad de ser él mismo y de luchar hombro con hombro con grandes hombres en lo que representó una de las grandes experiencias de su vida. Este mes de junio, el Príncipe tomó la difícil decisión de retirarse del servicio activo y ahora le tocó encabezar la develación del Bastion Memorial.

El Príncipe Harry comparte un emotivo discurso en honor a los soldados caídosVER GALERÍA

Éste monumento tiene como la intención rendir honor a los 453 soldados británicos que cayeron durante su servicio en los últimos 13 años de guerra en Afganistán y que estuvieron ubicados en el Camp Bastion, en donde sirvió en su momento el Príncipe. Al tratarse de algo tan cercano a su corazón, Harry no pudo evitar el empaparse de la emotividad del momento y transmitir unas sentidas palabras a los familiares de los soldados reconocidos durante esta ceremonia.

El Príncipe fue el encargado de explicar la pieza central, “Este memorial refleja el espíritu del antiguo, conteniendo las placas originales de latón, una gran pieza del trabajo original en piedra, la cruz original, piedra afgana y la última Union Flag que ondeó en el memorial de Camp Bastion”. La pieza es una réplica del monumento que los soldados hicieron en la base militar de Afganistán.

El Príncipe Harry comparte un emotivo discurso en honor a los soldados caídosVER GALERÍA

“Los nombres de los caídos brillan en oro, como lo hacen en nuestra memoria. Cada persona que sirve por su país paga un precio. Para algunos es el tiempo lejos de su familia, otros pagan el precio más grande”, dijo con visible emoción el Príncipe que conoce de primera mano las experiencias de muchos de los hombres que lucharon por su país. “Una vez que esta ceremonia acabe y que todas las galas del día hayan desaparecido, éste se convertirá en un lugar de peregrinación, un espacio de silencio para recordar, tal como lo fue en Camp Bastion todos esos kilómetros a la distancia”.

Acompañado por el Primer Ministro, David Cameron, el Príncipe Harry vistió su uniforme de gala como ameritaba la ocasión. Por primera vez, llevó en su uniforme la insignia de Sir con la que lo invistiera la Reina Isabel II hace una semana en una ceremonia privada. Al terminar la ceremonia, el Príncipe dejó de lado los protocolos y convivió con las familias de los soldados recordados. Palabras de aliento y una reconfortante sonrisa, fueron los elementos que el Príncipe usó para acercarse a ellos y rendir honores por la pérdida de sus seres queridos.

El Príncipe Harry comparte un emotivo discurso en honor a los soldados caídosVER GALERÍA

Más sobre

Regístrate para comentar