El Príncipe Harry sigue enamorando a Nueva Zelanda

Cada día de la visita del Príncipe Harry a Australia y Nueva Zelanda, ha generado nuevas hermosas imágenes. Harry ha hecho frente a su ocupada agenda con una enorme sonrisa y le mejor actitud, lo que ha dejado encantados a todos aquellos que se han encontrado con él. De mirada franca y palabras honestas, durante este viaje, el Príncipe ha disfrutado cada momento. Después de que confesara que está listo para formar su propia familia, el hijo menor del Príncipe Carlos ha dado muestra de esto con su cercana convivencia con sus seguidores más jóvenes.

Al parecer, el Príncipe se encuentra entrenando para su próximo encuentro con la Princesa Charlotte, pues no resistió la tentación de hacer gestos y sonrisas a una bebé que lo esperaba a las afueras de Chrischurch. Juguetón y en su faceta más tierna, Harry se dispuso a participar en una competencia de gritos con la adorable pequeña, que llevaba un coqueto gorrito en color rosa.

El Príncipe Harry sigue enamorando a Nueva ZelandaVER GALERÍA

Pero ése no fue el único gesto memorable del hermano del Príncipe William en el día. Durante su visita a la Universidad de Canterbury, consintió a quienes lo esperaban, repartiendo unos deliciosos cupcakes. Y más tarde, se puso los guantes de jardinero para apoyar a los estudiantes en una de las tareas de jardinería. Además de que convivió con un grupo de alumnos voluntarios, con los que estuvo platicando sobre su labor. Agradecido por la calurosa bienvenida en el centro de estudio, les dedicó unas palabras, “¡Gracias por recibirme! Lo siento por el clima, mis mejores deseos”.

El Príncipe Harry sigue enamorando a Nueva ZelandaVER GALERÍA

Por su parte, la Universidad lo colmó de regalos, para él, la Princesa Charlotte y el Príncipe George. Antes de su llegada a la Universidad de Canterbury, el Príncipe asistió a la exhibición en Quake City, en donde no perdió la oportunidad de experimentar uno de los proyectos. Sin importar que vestía traje y corbata, se subió a una bicicleta con la que se genera electricidad, la cual fue creada después del terremoto de 2011.

Pero no todo son compromisos formales, el Príncipe hizo un espacio en su apretada agenda para relajarse haciendo un poco de ejercicio. Enfundado en un look deportivo, Harry compartió una imagen después de su rutina en el gimnasio del equipo de rugby Crusaders con el jugador profesiona Ryan Crotty. En una ocasión poco común, el Príncipe fue autor de uno de los tweets de la cuenta del Palacio de Kensington. “Casual después de ejercitarnos en el gimnasio de los Crusaders, con Ryan Crotty”.

El Príncipe Harry sigue enamorando a Nueva ZelandaVER GALERÍA

Más sobre: