Paulina Ducruet de Mónaco llega al modelaje como lo hicieran Estefanía y Carlota

La hija mayor de la Princesa Estefanía de Mónaco, Paulina Ducruet, comienza su camino por el mundo de la moda. Con herencia de belleza, como ha sido tradición en las mujeres del Principado, Paulina ahora sigue los pasos de su mamá Estefanía y de su prima Carlota Casiraghi. Con casi 21 años, Ducruet ha conseguido su primer contrato como imagen de una marca de cosméticos. Poco a poco, ha ido tomando parte en la vida pública de la casa monegasca y ahora lleva su imagen a nuevas alturas.

aulina Ducruet de Mónaco llega al modelaje como lo hicieran Estefanía y CarlotaVER GALERÍA

Haciendo gala de la clásica belleza que han heredado de Grace Kelly, Paulina presta su rostro para la nueva campaña de la marca Lancaster. La marca de cosméticos de Mónaco, usará la imagen de Paulina para el lanzamiento de un nuevo producto en el mercado asiático. En las imágenes se le ver con la melena recogida y un maquillaje muy natural, destacando las cualidades de su rostro al natural. Pareciera que estas fotografías fueron realizadas durante su viaje por Asia hace tres meses, después de que la firma la fichara como su nueva imagen a principios de octubre.

Pareciera que este tímido debut, sigue la inercia de las esporádicas apariciones que Paulina y sus hermanos hacen en la vida pública del principado. A petición de su madre, los hermanos han crecido un tanto ajenos de los reflectores, pero a punto de cumplir la mayoría de edad Paulina empieza a dar trazas de seguir los pasos de sus primos, los Casiraghi. Ahora, como cualquier joven, a través de su cuenta de Instagram, ha compartido flashazos de su vida con el mundo.

aulina Ducruet de Mónaco llega al modelaje como lo hicieran Estefanía y CarlotaVER GALERÍA

En un carnaval en Londres, de fiesta con Chris Brown o paseando por Nueva York con Jazmín Grace, son sólo algunos de los muchos momentos que ha publicado a través de esta red social. Y a través de lo que se ha visto de la personalidad de Paulina, se puede deducir que comparte gustos y aficiones con su madre. Los deportes, el circo y ahora la moda, son algunos de los amores de las monegascas.

En su juventud, la Princesa Estefanía, se aventuró en el mundo del modelaje. Y Carlota lo ha hecho más recientemente de mano de Gucci y de Montblanc, por lo que los inicios de Paulina en este camino no son necesariamente una sorpresa. Con la belleza de la joven es muy probable que otras marcas pongan atención en ella en un futuro, aunque no se sabe si éste es sólo un intento o si es algo a lo que desea dedicarse profesionalmente.

Paulina Ducruet de Mónaco llega al modelaje como lo hicieran Estefanía y CarlotaVER GALERÍA

Más sobre: