La Duquesa de Cambridge, en la recta final de su segundo embarazo, radiante durante el desfile del Día de San Patricio

Se espera que la Duquesa de Cambridge, de soltera Kate Middleton, dé a luz a su segundo hijo el próximo mes pero eso no impidió que continuara con sus funciones oficiales. La madre del príncipe George viajó a Aldershot junto a su esposo, el príncipe William, para asistir al desfile del Día de San Patricio. Seguramente éste sea uno de los últimos actos oficiales en donde se cuente con la presencia de Kate ya que en cualquier momento entrará en baja por maternidad.

kate-meddleton-dia-san-patricioVER GALERÍA

Los Duques de Cambridge visitaron los Mons Barracks - casa del primer batallón de la Guargia irlandesa- para ver el desfile anual del Día de San Patricio. El Príncipe William asistió en calidad de coronel del regimiento Real y Kate lo acompañó de la misma manera en que lo hico años anteriores. Aunque se encuentra en la recta final de su segundo embarazo la Duquesa no se ha perdido los compromisos oficiales dispuestos en la agenda Real. En esta oportunidad Kate no cumplió con la tradición de vestirse de verde y, en cambió, eligió un abrigo color marrón de Catherine Walker con el que lucía elegante como siempre.

Luciendo hermosa con su panza de ocho meses de embarazo, la madre del príncipe George acopañó a su vestimenta con un elegante sombrero de Lock & Co y ató su oscura melena terminando así de dar un toque muy estiloso a su look. Kate Middleton rindió homenaje a la fiesta irlandesa prendiendo un broche de trébol de oro en su pecho que perteneció a la reina Alexandra.

Ni bien llegaron el príncipe William, de 32 años, y la Duquesa Kate, de 33 años, fueron trasladados al comedor de oficiales para una visita privada. Luego salieron para el desfile donde fueron recibidos por unos 200 soldados de la guardia mientras sonaba el himno nacional.

kate-middleton-principe-williamVER GALERÍA

Siguiendo la tradición Kate entregó tréboles a los hombres del ejército - una costumbre que se inició en 1901 por la reina Alexandra, esposa del rey of Edward VII. Los militares parecían estar encantados al ser recibidos por la pareja Real quien hizo un esfuerzo especial para parar y hablar con cada oficial.

El desfile de este año fue notablemente más pequeño que en años anteriores ya que el batallón tiene tropas desplegadas por todo el mundo. Teniendo en cuenta a todos en este día tan tradicional fue que se enviaron paquetes especiales con tréboles frescos al extranjero, incluyendo Omán y las Islas Malvinas.

Recordemos que recientemente se había visto a los padres del príncipe George el viernes pasado asistir en la St. Paul’s Cathedral al servicio en honor de las tropas a su regreso de Afganistán. Allí, donde estuvieron presentes varios miembros de la Familia Real inglesa, la Duquesa de Cambridge volvió a deslumbrar con su estilo luciendo un abrigo y sombrero color azul marino.

Más sobre

Regístrate para comentar