El príncipe William y la duquesa de Cambridge asistieron a una boda tras regresar de su viaje

Los recién llegados de Nueva York se vistieron de gala para estar presentes en la boda de unos amigos

El príncipe William y la duquesa de Cambridge, Kate Middleton, asistieron a la boda de un amigo durante el fin de semana tras haber regresado a casa después de su viaje relámpago en Nueva York. La pareja real fue invitada a la ceremonia que tuvo lugar en la iglesia vieja de Chelsea, cerca del río Thames.


william-kate-royal-4--VER GALERÍA



La ocasión bien podría haber sido un viaje al pasado para la Duquesa ya que la iglesia está situada en la misma calle que la residencia londinense de la familia Middleton. Allí Kate compartió un piso con Pippa, su adorada hermana, durante los años que vivió en la capital después de haberse graduado de St Andrews.

La esposa de William, quien se encuentra en el quinto mes de embarazo, se vio elegante con un vestido de encaje negro hasta los pies con mangas largas de encaje, muy probablemente el mismo que optó por llevar a la Royal Variety Performance un mes atrás y de la diseñadora Diane Von Furstenberg.


william-kate-royal--VER GALERÍA


Para acompañar su vestuario escogió un pequeño clutch negro brillante y zapatos de tacón negro, terminando para protegerse del frío con una bufanda de tartán rojo que se montó sobre los hombros. En cuanto a su cabellera se le vio suelta cayendo sobre los hombros.

Kate Middleton no es la única que ha reciclado su vestuario ya que a su esposo, el príncipe William, también se le ha visto apuesto en su esmoquin negro en ambas ocasiones.


william-kate-royal-7--VER GALERÍA


La pareja se unió a sus amigos en la boda poco después de regresar a casa de su fugaz viaje real a la ciudad de Nueva York. Allí el nieto de la reina Isabel II se reunió con el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, en la Casa Blanca mientras que Kate visitó un centro infantil acompañada por la primera dama de Nueva York.

La pareja real británica también asistió a una recepción y cena con el fin de recaudar fondos para la Universidad de St. Andrews donde se conocieron. También estuvieron presentes en varios compromisos para crear conciencia sobre el comercio ilegal de vida silvestre. Durante esos tres días que duró el viaje los duques de Cambridge incluso tuvieron la oportunidad de podes asistir a un partido de la NBA y conocer a la reina del pop Beyoncé Knowles y a su marido el rapero Jay Z.

Más sobre: