Carlota Casiraghi: empresaria, emprendedora y la cara que no conocías de ella

Hija de Carolina de Mónaco, digna heredera de la belleza de la princesa Grace y madre entregada de su hijo Raphäel, Carlota Casiraghi consigue enamorar donde quiera que  va y convertirse en la estrella de cualquier evento gracias a su inigualable carisma y encanto natural. Pero Carlota es mucho más que eso. Aficionada a la literatura, empresaria emprendedora y filósofa por vocación... todo lo que no sabías sobre Carlota Casiraghi.

 

carlota-casiraghi2VER GALERÍA

 

 

Ya en el colegio, Carlota destacaba por lo sobresaliente de sus calificaciones. Estudió hasta la secundaria en el colegio religioso Les Dames de Saint- Maur en Saint Remy, igual que sus dos hermanos. Mientras los medios de comunicación se interesaban cada vez más por ella, cautivados por su belleza y su simpatía, Carlota siguió con toda normalidad sus estudios, dispuesta a prepararse a fondo para su futuro.

 

carlota-casiraghi1VER GALERÍA


 

Tras el colegio, su formación continuó. Poco después de darse a conocer el embarazo de Carlota Casiraghi, su pareja, el cómico Gad Elmaleh, definió a la hija de Carolina de Mónaco como una persona "muy inteligente" y con un "gran sentido del humor", comentando que con ella "se puede hablar de filosofía y hacer bromas". No lo dijo a la ligera: tras la secundaria, Carlota cursó en el Lycée François Couperin (Fontainebleau) sus estudios en Literatura y Filosofía. Para obtener sus títulos universitarios tuvo que dejar de lado otra de sus grandes pasiones: la hípica. Un sacrificio "difícil" que explicaba en las páginas de la revista ¡HOLA! en 2010: "Adoro la Literatura y la Filosofía. Era importante para mí conseguir diplomas superiores, seguir unos estudios serios; por consiguiente, me resultó imposible tener dos frentes abiertos".

 

 

carlota-casiraghi4VER GALERÍA


 

La literatura es muy importante para ella, no sólo en sus estudios, sino también en su tiempo libre, ya que le encanta leer. Otra de sus grandes aficiones, el cine, le viene de familia: era inevitable teniendo por abuela a Grace Kelly. Carlota ha asistido a varios festivales audiovisuales, y logró convertir su afición en profesión como asociada de la Agencia Swon Productions, una empresa de producción audiovisual, musical y literaria fundada y 2012 en el que la hija de Carolina de Mónaco figuró desde el principio como socia y gerente. A principios de 2014, coincidiendo con su maternidad, Carlota abandonó la gerencia de la empresa, aunque no la pierde de vista, puesto que se mantiene como socia de la productora.

 

 

 


No es el único 'hobbie' del que Carlota ha hecho carrera: es conocido su enorme talento sobre el caballo, una actividad que le apasiona y que le ha valido el reconocimiento con varios trofeos. Igualmente la moda, que siempre le ha interesado, se ha convertido para Carlota en algo más que una afición, siendo imagen de marcas tan prestigiosas como Cartier y Gucci. Además, su afán emprendedor le llevo a fundar en 2009 su propia publicación 'fashion', Ever Manifesto, una publicación de 20 páginas de tamaño XL que mezcla la moda con temas de concienciación social y se distribuye de forma gratuita en pasarelas tan relevantes como Milán o París.

 

 

 

Además, Carlota habla francés, italiano, inglés e incluso algo de alemán, debido al matrimonio fallido de su madre, Carolina de Mónaco, con el aristócrata alemán Ernesto de Hannover. 

Más sobre

Regístrate para comentar