La Duquesa de Cambridge, Hillary y Chelsea Clinton se felicitaron mutuamente por las buenas noticias

La familia real británica y la familia Clinton tienen un tema en común, la llegada de los bebés

Parece que la charla entre la Duquesa de Cambridge, Hillary y Chelsea Clinton estuvo relacionada con el tema de bebés. Durante la gira de tres días que están realizando en New York el Príncipe William y su esposa, Kate Middleton, han podido hacerse un lugar para felicitar personalmente a la hija de Bill Clinton por el nacimiento de su primera hija, Charlotte. Recordemos que fue el día 26 de septiembre cuando Chelsea Clinton y Marc Mezvinsky recibían a la pequeña en el hospital Lenox Hill de New York.


La Duquesa de CambridgeVER GALERÍA


Devolviendo el favor, Chelsea y su esposo preguntaron a cambio cómo iba el embarazo. Se hizo evidente que la Duquesa ya se siente bien porque durante toda la velada se le vio sonreír y disfrutar de las charlas entorno a la vida silvestre, tema de gran preocupación para los esposos de las damas.

Elegante como de costumbre, Kate Middleton, lució un hermoso abrigo gris del diseñador norteamericano Tory Burch, jeans ajustados y tacones. Aunque no se esperaba su asistencia, debido a que sus ayudantes habían previsto dos días de descanso, la Duquesa de Cambridge dijo presente llevando consigo misma su característico carisma.

Por su parte, al igual que cualquier abuela cariñosa, Hillary Clinton quiso compartir su experiencia junto a los más pequeños y decidió hablar sobre los beneficios de cantar a los bebés. La política estadounidense admitió que cuando su hija era pequeña le cantó hasta que un día la misma Chelsea le dijo: "No cantes, no cantes".


La Duquesa de Cambridge, Hillary y Chelsea ClintonVER GALERÍA


Temprano ese mismo día, el príncipe William, había asistido a la Casa Blanca para reunirse con el presidente de Estados Unidos Barack Obama. Entre las cosas que charlaron también se tocó el tema de la llegada del bebé real para el año que viene. El nieto de la Reina Isabel II bromeó diciendo que para el nacimiento del príncipe George estaba tan emocionado que se “olvidó” de preguntar si era niño o niña.

"La última vez, recuerdo que cuando nació George me olvidé ver si se trataba de un niño o una niña ", reveló el futuro Rey británico. "La emoción del evento y todo lo demás fue un caos. De repente... bueno, en realidad es un niño. Así que ahora, es bueno."

"El próximo año será interesante. Un año con mucho trabajo” agregó el príncipe William.

Más sobre: