Haakon y Mette-Marit, los herederos al trono noruego, en reveladora entrevista sobre su vida familiar

Los secretos mejores guardados de una familia de la realeza son precisamente aquellos sobre su vida cotidiana, aquella que se desarrolla a puerta cerrada, pero la pareja sucesora al trono de Noruega, el príncipe Haakon y la princesa Mette Marit contaron esta semana cómo viven en la intimidad y cómo se preparan para, un día soportar sobre sus hombros el peso de un reino.

 

Miley Cyrus mtv 2014



Durante una entrevista con el medio noruego Dagbladet, el príncipe y la princesa recalcaron que son “personas normales y vulnerables” pero “que tratan de hacer las cosas de la mejor forma posible”.

 “Se trata de darse cuenta de que todo el mundo tiene algo bueno en sí mismo”, aseguró el Príncipe Haakon, quien también confesó cómo maneja los días complicados. “Si hay problemas respiro hondo y pienso: ‘Bueno hoy es un día malo’. Y al día siguiente trato de empezar desde cero, teniendo en mente que es un día nuevo”.

Aunque el heredero quiso dejar claro que esto no algo que ocurra a menudo en la Casa Real y aprovechó para elogiar a su mujer: “Mette tiene un talento especial para tratar con la gente, hace que se abran y se sientan bien, su empatía es un talento innato. Lo mismo le sucede con los niños, cuando tienen un problema todos van a ella. Es un campo que domina muy bien”.

 

Mette Merit y Haakon



Mette-Marit inclusó reveló que ella también busca en Haakon un hombro en el cual apoyarse en los momentos tristes.

Cuando se le preguntó acerca de las cosas importantes de su vida, el Príncipe evito caer en lugares comunes y reafirmó: “Las relaciones y creer que eres lo suficientemente bueno. Los seres humanos somos muy complejos. Tenemos una parte positiva y una negativa a la vez, así que se trata de destacar los aspectos positivos para sacar lo mejor de nosotros”.

Luego de 13 años de matrimonio y dos hijos en común (los príncipes Ingrid Alexandra y Sverre Magnus, de diez y ocho años. Marius Borg Høiby es producto de un matrimonio anterior de Mette – Marit), la Princesa heredera parece haber adoptado también esta filosofía: “Antes de decir algo negativo, me lo pienso dos veces, no hay que centrarse en las cosas negativas, es mejor sin duda hablar de las cosas que van bien”.

Más sobre: