Los momentos más anecdóticos vividos en la ceremonia de proclamación de Felipe VI

by hola.com

La proclamación de Felipe VI como nuevo rey de España no sólo se ha convertido en un día histórico, también ha dejado momentos para guardar en la memoria. Desde la imposición del fajín, a primera hora de la mañana, hasta el último saludo de la multitudinaria recepción que ha tenido lugar en el Palacio Real de Madrid, a cada paso han dejado un recuerdo. Unos más emovitos, otros más entrañables... pero todos inéditos. Repasamos los instantes más anecdóticos de la jornada. Detalles que, sin lugar a dudas, quedarán grabados en la retina de muchos ciudadanos de todas partes del mundo.

* Usa las teclas derecha e izquierda para navegar por las fotos en la página
Austeridad, sí, pero con la solemnidad que la ocasión merece. Desde el principio, la Casa Real insistió que, acorde con los tiempos, se iba a tratar de una proclamación austera. Y así ha sido, aunque no ha faltado toda la solemnidad que este cambio requería. Doña Letizia no ha vestido de largo, como vistió la reina Sofía en la proclamación de don Juan Carlos. Ha elegido un vestido y un abrigo en crepe de verano blanco roto al que añadía vistosidad y majestuosidad con un ligero bordado degradé en cristales rubí, ámbar y rosa talco, con microperlas en crema. Las joyas no han jugado ningún lugar protagonista, ya que llevaba uno de sus pendientes favoritos, de brillantes y en forma de estrellas. La solemnidad ha venido marcada por el acto de proclamación, el engalanamiento del Congreso y del Palacio Real, así como de los ceremoniales militares que han acompañado en diferentes momentos. Quizás una de las partes más vistosas de los actos de hoy ha sido el recorrido hacia el Palacio Real, en un Rolls Royce Phantom IV descapotable escoltado por una sección de caballería de la Guardia Civil. 
El rey Juan Carlos ha impuesto su Fajín de Capitán General al rey Felipe VI en el Palacio de la Zarzuela antes de que el nuevo Rey saliera hacia el Congreso de los Diputados. Tras este ceremonial militar, don Felipe ha abrazado a su padre y se ha dirigido a su familia. Primero a la reina Letizia, a la que ha besado; después a sus hijas, la princesa Leonor y la infanta Sofía; a continuación a su madre, la reina Sofía; y ha llegado a su hermana, la infanta Elena, que ha hecho la reverencia ante el Rey, la primera que hemos visto en público hacia el Rey Felipe. Por último, también ha besado al mayor de sus sobrinos, Felipe de Marichalar. 
El rey Juan Carlos se emocionó con la ovación que se le brindó en el Palacio Real en la firma de su abdicación. También al rey Felipe se le vio emocionado, al igual que a la reina Sofía en diferentes momentos. Todos consiguieron contener la emoción, pero no la Infanta Elena, a la que han asomado las lágrimas cuando su hermano ha homenajeado a su madre en su primer discurso como soberano. Los cerca de un millar de invitados presentes en el Congreso, la inmensa mayoría representantes de los poderes políticos, se han levantado para dedicar un largo aplauso a la reina. Doña Sofía lo ha agradecido y le ha lanzado un beso a su hijo mientras la Infanta Elena, su hija mayor, aplaudía con lágrimas en los ojos. 
De la alegría inicial al cansancio. La Princesa de Asturias, al igual que su hermana Sofía, se ha comportado de manera inmejorable a sus ocho años. No tiene que ser nada fácil para unas niñas de tan corta edad asistir con la oficialidad que merecen a los actos de abdicación y proclamación del Rey. Las hijas de los Reyes han pasado una prueba tan dura con Matrícula de Honor, aunque también nos han dejado alguna muestra de su lógica espontaneidad infantil. La Princesa se emocionó al ver a su abuela en el Congreso de los Diputados y levantó la mano con sorpresa y sonrisa al encontrarla en su asiento del hemiciclo. Sabía que tenía que comportarse muy bien, así que fue un gesto rápido mientras continuaba sentada y sólo su gesto variaba. Varias horas después, tras haber asistido a la ceremonia de proclamación, al besamanos en el Congreso, al recorrido por las calles de Madrid y, por fin, llegaba al balcón de Palacio, Leonor parecía más contrariada y fue su abuelo el rey Juan Carlos quién se dio cuenta e intentó animarla con unas carantoñas. 
La colorida recepción. Dos mil invitados, todos ellos representantes de los sociedad civil española y sin la presencia de invitados internacionales o de miembros de otras Casas Reales, han asistido a la recepción ofrecida en el Palacio de Oriente. Aparte de los habituales -autoridades y políticos-, en esta especial y festiva ocasión se han citado a representantes del mundo de la cultura, el deporte, la ciencia y los medios de comunicación, muchos de los asistentes de la misma generación que los Reyes de España. Un grupo muy numeroso que iba desde el periodista radiofónico Luis del Olmo a los cantantes Alejandro Sanz -acompañado de su mujer, Raquel Perera- y David Bisbal. Entre los invitados del Rey a su ceremonia de proclamación, estaba uno de nuestros mejores deportistas, Pau Gasol, que después también ha acudido a la recepción en el Palacio Real. Representantes de la aristocracia como el Duque de Huéscar, heredero del ducado de Alba, han coincidido con el humorista José Mota o la actriz Ana Duato, entre otros. 
Siempre detallistas. Los nuevos Reyes ejercieron como perfectos anfitriones en su primera recepción en el Palacio Real con motivo de su histórica proclamación. Don Felipe y doña Letizia habían cursado invitaciones para más de 2.000 invitados con el deseo de reunir a una "muestra muy amplia" de la sociedad española. Se mostraron cariñosos y afectuosos con todos los asistentes, a los que saludaron uno por uno dedicándoles una afable sonrisa, un sentido apretón de manos, un comentario particular... Durante el largo pasamanos, la reina Letizia, detallista por excelencia, utilizó la lengua de signos con la presidenta de la CNSE. 
El 19 de junio de 2014 pasará a la historia por la proclamación de Felipe VI como Rey de España. Muchos ciudadanos han salido a las calles para ver de cerca al nuevo soberano y su esposa, la reina Letizia. Con gran ilusión, han agitado pancartas y banderas a su paso. ¡HOLA! también ha sido protagonista de este momento histórico. Por las calles de Madrid se han podido ver los banderines que la revista ha distribuido con su último número. 
Agradecimiento vía 'tuit'. Los Reyes de España don Felipe y doña Letizia han transmitido su agradecimiento a todas las personas por "el esfuerzo" para que haya sido "posible este día", el de la proclamación del nuevo monarca. En un 'tuit' a través de la cuenta oficial de la Casa del Rey han manifestado: "Los Reyes quieren agradecer el esfuerzo de todas las personas que han hecho posible este día". El mensaje, que ha sido difundido una vez que han concluido los actos de proclamación del Rey Felipe VI, ha estado acompañado de fotografías de la Familia Real en el balcón del Palacio Real saludando a los miles de ciudadanos que se acercaron a las inmediaciones del recinto. Este es el primer mensaje en la cuenta oficial de Twitter de la Casa del Rey -estrenada el 21 de mayo- que don Felipe y doña Letizia difunden como Reyes de España.