Leonor, la simpática y carismática Princesa de Asturias

Un recorrido por los mejores momentos de la vida de esta niña, la primogénita de los Reyes de España Felipe VI y Letizia

Todo niño escucha emocionado y atento las historias de príncipes y princesas que viven un verdadero cuento de hadas. ¿Quién no ha soñado con aquellos relatos de pequeño? Pues, en el caso de Leonor, la primogénita de don Felipe y doña Letizia, ella misma protagonizará su cuento soñado. Es que con tan sólo ocho años, la niña ya es consciente de que en un futuro ocupará su lugar en el trono. Al igual que se hizo con Felipe, su padre, Leonor está siendo educada para tener la mejor preparación para desenvolver su futuro papel como reina de España.

Cuesta creer que, a su corta edad, esta pequeña pueda entender la magnitud de lo que significará ser la cuarta reina como titular de la Corona o la XXXVI princesa de Asturias; pero claro está que sus padres han comenzado a trabajar en su capacitación con gran entusiasmo y eso se podrá ver plasmado en el futuro.

A pesar de que su destino ya está marcado, tanto Felipe como Letizia quieren que su primogénita, al igual que su hermana menor la infanta Sofía, disfrute de su infancia como lo hacen el resto de los niños de su edad: creciendo feliz y jugando hasta el cansancio. Actualmente, la formación de ambas es exactamente la misma. No hay diferencias, aunque es evidente que los ahora Reyes son conscientes del importante papel que desempeñará Leonor, recayendo sobre ella una gran responsabilidad y escribiendo nuevas páginas en la historia de su país.


VER GALERÍA

PULSA SOBRE LA IMAGEN PARA VER TODAS LAS FOTOGRAFÍAS


Nadie puede negar que Leonor tiene un encanto natural y una sonrisa cautivadora. Cada vez más parecida a su madre en el aspecto físico, en el estilo a la hora de vestir y en sus maneras y gestos, pero con esos intensos ojos azules que heredó de su padre, Leonor es una niña inteligente y carismática. Los que la conocen han asegurado que es “muy princesa”. Pues esta princesa es una pequeña extrovertida, sin miedo escénico ni vergüenza, es una alumna aplicada que cuenta con una privilegiada memoria y se relaciona perfectamente con sus compañeros.

A los ocho años, Leonor está a punto de terminar sus estudios de tercero de primaria en el colegio Santa María de los Rosales en Madrid, el cual defiende y transmite los valores de responsabilidad, cooperación y respeto. En este centro de estudios, la niña recibe clases de inglés, la idea es que llegue ha hablar con fluidez este idioma. Incluso se comenta que en un futuro, no muy lejano, viajará al exterior para perfeccionarlo. Mientras tanto, su madre, doña Letizia, aprovecha para leer a sus dos hijas cuentos en inglés e incentivarlas a que vean películas en su versión original. También su abuela, la Reina Sofía, colabora con la práctica de este idioma y al igual que lo hizo con sus tres hijos, encuentra los momentos adecuados para hablarles en esta lengua sajona. Además de los idiomas, hay otras actividades extraescolares que Leonor ya empieza a dominar y a disfrutar como las clases de ballet y, dependiendo de la época del año, prácticas de tenis, esquí y natación.

Al parecer, el inglés no es el único idioma que don Felipe y doña Letizia consideran importante para que sus niñas aprendan, el chino mandarín también lo es. Siendo ésta una lengua difícil de aprender, los ahora reyes de España creen que adquirir un idioma de pequeño es más fácil que hacerlo ya de grande. Es por esta razón que tanto Leonor como Sofía asisten a clases dos veces por semana. Su progreso es evidente y al día de hoy ya cantan canciones sencillas, pronuncian las letras y nombran las diferentes partes del cuerpo.

La nieta de don Juan Carlos y doña Sofía, que al igual que su padre, recibirá formación militar, y se encuentra preparando la catequesis de la Primera Comunión en el colegio. Todavía los Reyes Felipe VI y Letizia no han decidido cómo será la celebración. Tendrán que determinar si la recibirá junto al resto de sus compañeros o si se realizará una ceremonia exclusiva para la niña. En el caso en el que finalmente se tome la decisión de que la haga con los niños de su clase, no estará vestida con el típico vestido blanco de Primera Comunión, ya que en el colegio es norma que los alumnos lo hagan con su respectivo uniforme.


VER GALERÍA


Más que Princesa de Asturias
Tras la coronación de su padre como Rey, la heredera de la Corona española ha recibido, además del título de Princesa de Asturias, los títulos de Princesa de Girona y Princesa de Viana, correspondientes a los primogénitos de los Reinos de Castilla, Aragón y Navarra, cuya unión formó en el siglo XVI la Monarquía española. También ostenta los títulos de Duquesa de Montblanc, Condesa de Cervera y Señora de Balaguer.

Desde su nacimiento aquel 31 de octubre de 2005, todos hemos sido testigos de los momentos más importantes, emotivos y entrañables de la hija del ahora Rey Felipe VI y Reina Letizia. Entre ellos podríamos destacar su bautizo como Leonor de Todos los Santos en el Palacio de la Zarzuela el 14 de enero de 2006; su presentación a la Virgen de Atocha como manda la tradición de la Familia Real; sus vacaciones en Mallorca disfrutadas en familia; su primer posado oficial; su primer día en la guardería; el compañerismo con su hermana Sofía; su primer acto militar; los siempre recordados gestos de cariño hacia sus abuelos… En fin, hemos sido testigos de la habitual simpatía y carisma de esta pequeña princesa que terminará siendo algún día reina de España.

Más sobre: