La Boda Real de Mohammed Ali de Egipto y Noal de Afganistán en el Palacio de Çirağan

Sus familias y numerosos amigos de la realeza, entre ellos Lalla Hasna de Marruecos, arroparon a los novios en su gran día

Boda Real en Estambul

Los felices recién casados. Fotógrafo: @Js Robine

  

Este verano hemos vuelto a vivir una boda real como las de antes. Hoy en día rara vez los Príncipes se casan con Princesas, pero el pasado 30 de agosto asistimos a la excepción que confirma la regla. El Príncipe Heredero de Egipto, Mohammed Ali, contrajo matrimonio con la princesa Noal, nieta de Zahir Shah, el último Rey de Afganistán, en unas nupcias de tarde al sur del Bósforo. Tradicionales, románticas... De las mil y una noches.

El novio nació en 1979 en El Cairo, madre de todas las ciudades; es el hijo mayor de Fuad II, último Rey de Egipto, que sólo reinó durante unos meses de su más tierna infancia, siendo apenas un bebé, en las tierras que bañan el Nilo a principios de la década de 1950; dispone del título de Príncipe de Said y por tanto es el Heredero de la dinastía Mehmet Alí, artífice del Egipto moderno, y actualmente trabaja en París en el campo de los bienes inmobiliarios. La novia nació en 1980 en Roma; es hija de Mohammed Daoud Khan Pachtounyar, quinto hijo -por tanto, nieta- del último rey Zahir Shah de Afganistán y la reina Homeira; se graduó en el Instituto Saint-Dominique, una famosa escuela francesa; se licenció en la Universidad Europea de Empresariales y en la Webster de Londres, y se especializó en el diseño de joyas. Y el destino hizo el resto.

 

Boda Real en Estambul

Los novios durante la ceremonia nupcial. Fotógrafo: @Js Robine

 

Desde que se conocieran en Estambul, hace poco más de un año, son el uno para el otro. Cuatro meses después de su compromiso el pasado 27 de abril en la capital otomana, la pareja se dio el sí, quiero en una ceremonia religiosa en el marco incomparable del Palacio de Çirağan, en Estambul, ante sus respectivas familias y numerosos amigos de la realeza. Ejercieron de anfitriones del resto de invitados los padres y los hermanos de los novios: el rey Fouad II de Egipto y sus otros dos hijos, la princesa Fawzia Latifa y el príncipe Fakhr el-Din, así como la princesa Fatima Aref Begum, y su hijo, el príncipe Duran Douad Khan, que condujo por la majestuosa escalinata a su hermana, blanca y radiante como todas las novias, hacia su encuentro con su futuro esposo.

Junto a sus familias, dieron cuenta del amor de los recién casados y brindaron en el banquete de bodas por su felicidad como marido y mujer sus amigos lalla Hasna de Marruecos (hermana del Rey de Marruecos), la princesa María Gabriela de Saboya, la princesa Lea de Bélgica, los Grandes Duques de Rusia, el príncipe Leka de Albania con su novia, Elia Zaharia. Y un largo etcétera de invitados que fueron testigos de la ilusión con la que comienzan una nueva vida juntos.

  

Boda Real en Estambul

Los recién casados con sus familiares. Fotógrafo: @Js Robine

Más noticias sobre...

Últimos comentarios

Esta es la opinión de los internautas, no la de hola.com. No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema