La reina Isabel de Inglaterra, la más divertida junto a su esposo, el príncipe Felipe, y su hijo, el príncipe Carlos


La reina Isabel II de Inglaterra se encuentra de excelente humor ahora que el príncipe Felipe se encuentra nuevamente a su lado. El sábado la reina estuvo acompañada por su esposo durante la “Reunión de Braemar” en Escocia.

La monarca de 87 años lució feliz y sonriente
sentada entre su hijo, el príncipe Carlos (64), y su esposo, el príncipe Felipe (92), quien ha estado en recuperación tras una cirugía abdominal.

La reina es patrona de la “Reunión Braemar”, un torneo anual de juegos de montaña en donde a menudo es fotografiada luciendo muy animada. Su aparición este año resulta mucho más amena con la presencia de su esposo recuperado tras su operación.

HAZ CLICK SOBRE LA FOTO PARA VER LA GALERÍA

Reina Isabel II

Vestida en un atuendo rosa a juego con un elegante sombrero, la soberana se protegió del frío con una manta de tartán rojo. De la misma manera, su esposo e hijo portaron el tradicional estampado escocés para la ocasión.

El príncipe Carlos, quien es conocido como el Duque de Rothesay en Escocia, pasó un inolvidable día junto a su madre, con quien no pudo parar de reír a lo largo del entretenido evento que incluye juegos tradicionales como el lanzamiento de tronco, el tirón de soga y la carrera de sacos para niños.

El alegre comportamiento de la reina confirmó su tranquilidad ante el incidente del pasado lunes en el Palacio de Buckingham, en el cual un hombre fue detenido por robo después de ser descubierto en uno de los cuartos de estado.

Reina Isabel II

La reina Isabel II viajó sola a su residencia de verano en Balmoral en junio, mientras que su esposo, el duque de Edimburgo, aún se recuperaba de una cirugía invasiva en Sandringham.

La enfermedad del príncipe Felipe también lo obligó a perderse la marcha del color en julio, en la cual el primo de la reina, el duque de Kent, tomó su lugar en la ceremonia. Tras el evento, la Reina se apresuró a visitar a su esposo en el hospital de Londres.

Se cree que ahora que está en Escocia, el duque finalmente conocerá a su nuevo bisnieto, el príncipe George de Cambridge, quien nació en Londres el pasado 22 de julio.

Más noticias