Las joyas de Mónaco: Un vistazo a las espectaculares tiaras de las princesas monegascas


Andrea Casiraghi y su prometida, Tatiana Santo Domingo, podrán celebrar su enlace matrimonial (el próximo 31 de agosto) con una ceremonia íntima y privada, pero el evento indudablemente contará con todo el glamour y el lujo digno de una boda real de Mónaco.

Dentro de varios aspectos de la ceremonia, los observadores de la realeza centrarán su atención en la elección de joyas de Tatiana. Aunque la familia monegasca no tiene una corona oficial, se sabe que sus principales damas, Grace Kelly, la princesa Carolina y la princesa Charlene, tienen una impresionante colección de joyas.

Las novias de la familia real tienden a ponerse sus tiaras antes o después de la ceremonia de la iglesia, algo por lo que Tatiana puede optar.


HAZ CLICK SOBRE LA IMAGEN PARA VER LA GALERÍA

Charlene de Mónaco

Para la fiesta de su boda, la guapa sudafricana eligió una tiara de diamantes diseñada por el joyero con sede en París, Lorenz Bäumer. El hermoso tocado estaba hecho de 60 quilates de diamantes sobre una montura de oro blanco, con diamantes más grandes al final de los arcos semejando el romper de las olas del mar, un diseño apropiado dada la historia de Charlene como nadadora olímpica.

La noche anterior, después de la boda civil de la pareja, Charlene asistió a un concierto con el príncipe Alberto y sus invitados, y lució un espectacular collar "cascada" diseñado por la aclamada casa joyera Tabbah. La impresionante pieza de oro rosa adornada con diamantes y perlas, fue hecha especialmente para la princesa.

Al igual que Charlene, la princesa Grace no utilizó una tiara durante su ceremonia religiosa con el príncipe Rainiero III, pero fue dueña de al menos tres durante su vida. Grace utilizó una impactante tiara durante el concierto que organizó con Rainiero en la víspera de su boda religiosa, y uso los elegantes tocados durante varias visitas de Estado.

Grace Kelly

Las tiaras de la estrella de Hollywood han sido objeto de varias exposiciones en el pasado, incluyendo las del Museo Victoria and Albert de Londres y en Sothebys en Nueva York.

Grace era una reconocida amante de Cartier y tenía varias piezas de los joyeros franceses. Cuando Rainiero le propuso matrimonio, ocho meses después de haberla conocido, fue con un anillo Cartier con un diamante de 10.47 kilates en corte esmeralda. A través de los años, Grace recibió más joyas de la lujosa marca por parte de su esposo, e incluso algunas como regalo de bodas.

Sus hijas, las princesas Carolina y Estefanía, tomaban prestadas sus tiaras, particularmente la primera, quien las usaba con frecuencia.

Carolina de Mónaco

Quizás la más antigua y, sin duda favorita de la princesa Carolina, fue una hecha originalmente para su abuela, la princesa Charlotte de Mónaco. La tiara de perlas y diamantes cuenta con perlas en forma de pera que cuelgan de una base de platino y oro blanco. Desde su matrimonio con el príncipe Ernesto de Hanover, la princesa Carolina ha llevado más que nada las tiaras de la familia Hanover.

Más noticias