Imprimir Enviar a un amigo
30 ABRIL 2013

Las invitadas a la Coronación han elegido vestidos largos complementados con sombreros, pamelas o vistosos tocados

Tras la cena de gala, que se celebró anoche marcando el inicio de los festejos alrededor de la gran Coronación de Guillermo Alejandro y Máxima de Holanda; hoy ha tenido lugar la abdicación de la Reina Beatriz, seguida del acto de entronización, en la Nueva Iglesia de Ámsterdam, donde el nuevo Rey ha jurado el cargo y pronunciado su primer discurso delante de su familia, las autoridades y los representatantes de otras Casas Reales del mundo. 

Para vivir esta ocasión única, y siguiendo el protocolo, la mayoría de las invitadas han elegido looks largos con sombreros y tocados. A continuación, un repaso por las principales tendencias.


Tonos pastel vs. colores vivos
Otra tendencia reseñable ha sido la elección de tonos empolvados. Victoria de Suecia y la princesa Letizia han sido las mejores representantes de esta opción: la primera ha elegido un vestido en tono champán, con abertura en el cuerpo y detalles de pedrería; mientras que la segunda se ha decantado por un look en seda y tul titanio, bordado con microperlas de acero y cristal, de Felipe Varela. En contraste con la tendencia anterior, y haciendo un guiño a la primavera, también hemos visto estilismos en tonos intensos, como los de Matilde de Bélgica y Sophie de Liechtenstein, que han optado por el verde y el rosa brillantes.



Vestidos



Estampados florales
Además de los brocados florales del vestido de la princesa Beatriz, estos motivos también han estado presentes en los looks de otras invitadas: en tamaño ‘XXL’, como los que ha elegido la princesa Mary de Dinamarca, a modo de cinturón y en los laterales de la cola de su vestido blanco. Y, en esta misma línea pero con un estilo más barroco, como el que ha lucido Mette-Marit de Noruega, con detalles de flores azules sobre fondo blanco.



Estampados



Sombreros, tocados y pamelas, una cuestión de protocolo
El protocolo a la hora de lucir estos complementos es bastante claro: tener siempre presente la hora del día y la época del año en la que se celebra el evento. Tanto la pamela como el sombrero están pensados para el día y la tarde, mientras que el tocado, además de utilizarse por la mañana, también puede lucirse por la noche. En este último caso, lo único que varía es el tamaño: mucho más pequeño. En la ceremonia de Coronación de Guillermo y Máxima, puesto que se trataba de un evento de día, hemos podido ver una enorme variedad de estos accesorios: pamelas, sombreros y tocados han cubierto las cabezas de las invitadas más ilustres. Doña Letizia (con un tocado disco con pétalos de organza y plumas, de María Nieto), al igual de la princesa Mary de Dinamarca o la Duquesa de Cornualles (su tocado, de Philip Treacy, lo llevó también en la boda de Peter Philips y Autumn Kelly en 2007) han lucido elegantes tocados de inspiración floral en tonos grises y plateados. Por otra parte, tanto Victoria de Suecia como Matilde de Bélgica se han decantado por las pamelas (ha destacado la que lucía Victoria, de extraordinario tamaño). Quizá una de las invitadas que se ha decantado por un accesorio menos clásico es Masako (que repetía el mismo modelo de vestido en seda que lució en 2010 durante la celebración del cumpleaños del emperador Akihito), a la que hemos podido ver con un elegante bonete a juego con su vestido. La otra invitada que ha preferido recurrir a accesorios más inspirados en la tradición de su país ha sido la Jequesa de Qatar, que no ha querido renunciar a su ya tradicional turbante.



Sombreros




Clutches, baguettes...
Han sido el complemento estrella de los estilismos para la ceremonia de Coronación. Los hemos visto a juego con el vestido, como los de Matilde de Bélgica, de tipo ‘cartera’ y en tono coral; el de la princesa Letizia, de tipo pochette, en ante de color hematite, de Magrit; o el de Victoria de Suecia, de tipo sobre, y a juego con su vestido en color champán. Otras, como Mary de Dinamarca, Sophie de Liechtenstein o la princesa Mette-Marit de Noruega, se han decantado por bolsos en contraste con sus looks, con modelos más pequeños y cuadrados, en negro, maquillaje y blanco, con incrustaciones de tachuelas.



El 'reinado' de las joyas discretas
Las grandes joyas han quedado en segundo plano, tras los vistosos tocados y sombreros que, por protocolo, han lucido la mayoría de las invitadas. En consecuencia, hemos visto piezas de joyería discretas como los pendientes de las princesas Letizia o Mary de Dinamarca, de talla pequeña y adornados con brillantes. Victoria de Suecia, por su parte, ha optado por una gargantilla combinada con unos pendientes de perlas, como los que han lucido Mette-Marit o la Duquesa de Cornualles. Las más atrevidas en este sentido han sido la Jequesa de Qatar, con un aderezo compuesto por pendientes largos, maxi-collar, anillo y detalle en el bolso, en dorado combinado con piedras en naranja y granate; y Mette-Marit, que ha apostado por una original 'rejilla-joya' con flores en tonos azules, para adornar su recogido.


Joyas



¿Qué te han parecido los looks de las invitadas? Tonos empolvados, colores vivos, flores... ¿Qué tendencia ha sido 'la reina', en tu opinión, durante este acto?
- - -

Dale "Me gusta" a nuestra página de ¡HOLA! en Facebook