Los Príncipes de Mónaco unidos en la soledad

Carolina, sin Ernst, y Alberto, sin Charlene, mientras Carlota toma el relevo del glamour del Principado

 Marcando quizá una nueva etapa en la historia de los Grimaldi, Alberto de Mónaco celebró este año la fiesta de su reino junto a sus hermanas -los tres solos- y sus sobrinos. Los tres hijos de los príncipes Rainiero y Gracia no han conseguido triunfar en sus relaciones sentimentales, pero la nueva generación Grimaldi marca ya, con un nuevo estilo, el relevo del glamour y de sus sueños.

La revista ¡HOLA! que ya se ha puesto a la venta ofrece un amplio reportaje sobre la quinta festividad nacional que Alberto II celebra como soberano. Junto a él, estuvieron sus hermanas, Carolina, sin su marido, Ernst de Hanover, y Estefanía aunque no su novia, Charlene. Los tres hijos mayores de la princesa Carolina fueron los encargados de poner el glamour en la familia soberana del pequeño Principado.

Andrea, Carlota y Pierre Casiraghi, siempre pendientes de la pequeña Alejandra, comparecieron como una piña marcando con su presencia el relevo de los sueños. En el amplio reportaje que ¡HOLA! les ofrece, Carolina -una imponente primera dama  del brazo de su hermano- seria y con porte de 'reina Grimaldi' marcó su posición en la familia y en el Principado. Una celebración con armonía y glamour familiar aunque marcada por las ausencias del príncipe de Hannover y Charlene.

Más sobre

Regístrate para comentar