15 OCTUBRE 2009

Primera imagen de Rosario Nadal tras el anuncio de su separación de Kyril de Bulgaria

Disfrutó junto a su amiga Gwyneth Paltrow de una jornada de chicas en una feria de Arte Contemporáneo en Londres

Ampliar

Rosario Nadal ha hecho hoy su primera aparición pública desde que el pasado lunes se anunciara su separación de Kyril de Bulgaria. La Princesa se ha refugiado en la familia, los amigos y el trabajo para superar los momentos difíciles y ha disfrutado en esta primera salida de una jornada de chicas junto a su amiga Gwyneth Paltrow en la feria Frieze Art Fair, uno de los acontecimientos más destacados de Arte Contemporáneo en Londres.

La Princesa llegó junto a la actriz al Regent’s Park, el parque real donde se inauguraba esta feria de arte de vanguardia, luciendo un look casual –tres cuartos de espiguilla gris marengo, fular morado, pantalón pitillo negro y bailarinas a tono- y sin pintar al igual que su amiga. Rosario ha encontrado en la actriz un gran apoyo. No en vano, ambas tienen una sólida amistad de varios años y mucho en común. La actriz es una amante de España; las dos son musas de Valentino y brillan habitualmente en las citas sociales londinenses. La de hoy reunió a gran número de personalidades aficionadas al arte, como Stella McCartney, Valentino, Lyly Allen y Eva Hertzigova, entre otros. Rosario acudía por vocación y por profesión (trabaja como consultora de arte independiente).


Cerca del hogar familiar
Hasta el momento ni Kyril ni Rosario se han manifestado al respecto de su separación. La pareja no tiene planes de divorcio, según el gabinete en Sofía de Simeón de Bulgaria, aunque viven separados desde hace ya un tiempo. Ambos se han caracterizado siempre por la discreción, por lo que hasta el momento la única circunstancia que podía evidenciar un distanciamiento son las escasas apariciones juntos que han hecho en los últimos cuatro meses.

La familia reside en uno de los barrios más selectos de Londres. El príncipe Kyril ha alquilado un estudio cerca del hogar familiar para estar cerca de los tres hijos de la pareja -Mafalda, de 15 años, Olimpia, de 13 y Tassilo, de 7- y así poder ir a buscar a sus hijos al Liceo francés.