null

Gayatri Devi, una de las últimas Reinas de India y en otro tiempo también una de las mujeres más bellas del mundo, ha fallecido a los 90 años. La soberana, nacida en 1919 en el seno de la Familia Real de Cooch Behar, situado en el actual estado indio oriental de Bengala, fue ingresada con problemas estomacales y respiratorios hace aproximadamente diez días en el hospital Santokba Durlabhji Memorial de la localidad norteña de Jaipur, en el estado desértico de Rajastán.

Acabó convirtiéndose en 1939 en la tercera esposa de Sawai Singh, el Marajá de Jaipur, con el que convivió hasta su muerte en 1970 y disfrutó de una vida de ensueño. El matrimonio pasó veranos en Europa y educaron a sus hijos en escuelas de élite en Inglaterra. La Reina madre, como era conocida hoy en día, fue una gran aficionada al tenis y al polo y una hábil amazona, mientras que su gusto por los saris y las joyas, heredado de su madre, la convirtieron en un icono de moda. Vogue la incluyó en una ocasión en su lista de las Diez mujeres más bellas del mundo.

De belleza serena y espíritu inquieto. Se lanzó a la política y ganó las elecciones al Parlamento en 1962, y a su vuelta de Madrid, donde trasladó en 1965 su residencia para acompañar a su esposo que había sido nombrado Embajador de India en España, volvió a retener su asiento en las Cortes en 1967 y en 1971. Mandatos en los que apoyó la educación para mujeres y fundó una escuela prestigiosa en Jaipur, ahora capital de Estado de Rajasthan. Durante los años setenta, el entonces primer ministro Indira Gandhi abolió los últimos privilegios reales, y Gayatri Devi fue encarcelada durante cinco meses por violar los derechos fiscales. Hasta sus últimos días, ha sido muy querida por el pueblo indio y aún admirada por su encanto y belleza naturales. Dos nietos la sobreviven.

Más sobre

Regístrate para comentar